Los juzgados de paz solucionan una media de 32 causas al día

ALBERTO ABASCAL
-

Palencia registró el pasado año 11.389 asuntos civiles y penales, 2.064 menos que los resueltos en 2017

Los juzgados de paz solucionan una media de 32 causas al día - Foto: Reyes MartÁ­nez

Los juzgados de paz, en España, son órganos judiciales unipersonales con jurisdicción en un municipio en el que no existe un juzgado de primera instancia e instrucción. Generalmente están servidos por jueces legos (no profesionales), llamados jueces de paz que llevan a cabo funciones jurisdiccionales. Encargados de resolver cuestiones de menor relevancia, los juzgados de paz prestan al ciudadano el servicio más sencillo dentro de la compleja administración de Justicia. En Palencia, según marca la ley, tiene que haber un juez de paz por cada uno de los municipios de la provincia (191), salvo en aquellas localizaciones donde exista un juzgado de instrucción, que en el caso de la provincia es Palencia, Carrión de los Condes y Cervera de Pisuerga.
Lo realmente curioso de la labor que lidera el juez de paz es que, generalmente, es el mediador entre discusiones familiares o entre deudas de poca cantidad, menos de 90 euros. Las escenas más cotidianas del pueblo, así como discusiones entre vecinos o familiares, suelen ser en muchas ocasiones gestionadas por la figura del juez de paz. Pero precisamente en España por el sistema judicial que está implantado, los jueces de paz, tienen a su cargo los registros del estado civil, y, por ello, son responsables de la custodia y guarda de los libros que registran el nacimiento, estado civil,  los hechos que afecten a la capacidad de obrar y la defunción de las personas del municipio. 

FUNCIONES. Según establece la ley, el juez de paz tiene las funciones de tramitar expedientes de fe de vida, de nacimiento o defunción, e inscribir matrimonios civiles o religiosos que se hayan celebrado en el municipio que acoge el Registro Civil. Estas son algunas de las funciones que se le atribuyen a un juzgado de paz. En el ámbito civil debe resolver demandas que se refieran a reclamaciones de cantidades inferiores a los 90 euros, actos de conciliación y dictados de diligencias por auxilio judicial; y en el penal,  instruir, enjuiciar, fallar y ejecutar los juicios de faltas (ahora delitos leves)  que se promuevan, caso de coacciones, amenazas, perturbaciones del orden y daños a bienes inmuebles del municipio o, incluso, el maltrato a animales. En resumen, un juez o jueza de paz es un conciliador que solventa conflictos de forma imparcial dentro de una comunidad, una figura regulada bajo ley en 1995 por el Poder Judicial y que opera en los municipios que no disponen de un juzgado de primera instancia.
Y su importancia no es baladí, teniendo en cuenta el número de asuntos judiciales, civiles o penales que solucionan los juzgados de paz y que ha aumentado en la última década si se comparan los datos del último ejercicio (2018) con los de 2008. De entrada, la cantidad de expedientes civiles y penales resueltos en los juzgados de paz de la provincia experimentaron un descenso del 15,3% en 2018. Concretamente, este servicio judicial cercano al ciudadano solucionó a lo largo del pasado año un total de 11.440 asuntos -3.040 civiles y 8.400 penales- por los 13.454 de 2017. 
Según el informe que expone el Instituto Nacional de Estadística (INE), si se comparan las cifras actuales a las de 2008 las diferencias son más que notables, puesto que por aquel entonces de solventaron un total de 8.486 expedientes, 2.954 menos que en la actualidad. 

TIPOLOGÍA. En cuanto a la tipología de los asuntos tratados en la provincia, de los 8.400 resueltos a nivel penal, 8.342 fueron concretamente auxilios judiciales (un millar menos que durante 2017) y otros 58 en el apartado de otros. Los jueces de paz de Palencia no resolvieron, en cambio, ningún juicio de faltas o delitos leves, tal y como ocurrió en 2017. En cuanto a la jurisdicción civil en la provincia se resolvieron dos juicios verbales, 79 actos de conciliación, 2.954 auxilios judiciales (un millar menos que durante 2017) y cinco en el apartado de otros.
Mientras, los juzgados de paz de Castilla y León resolvieron el pasado año un total de 111.446 asuntos, lo que supone un descenso importante en relación con los 119.888 contabilizados en el año 2017. Actuaron concretamente en 58.792 asuntos penales (en el ejercicio anterior habían sido 62.290 y en 2016 se contabilizaron 66.900), según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre la actividad de estos organismos judiciales durante el pasado ejercicio. En cuanto a los asuntos civiles, en la comunidad se resolvieron 52.654 casos frente a los 57.598 de 2017.
Por provincias, amén de los datos proporcionados de Palencia, el número de casos resueltos en Ávila fue de 4.156, mientras que en Burgos se situó en 9.391. La estadística del INE establece además que los jueces de paz de Salamanca actuaron en 20.957. La lista se completa con las provincias de Segovia (5.647), Soria (3.394), Valladolid (14.924) y Zamora (5.637).
En el conjunto del país, la cifra de asuntos resueltos en los juzgados de paz se situó en 1.580.341 (los penales fueron 747.989 y los civiles 832.352), lo que supone un descenso con respecto a la cifra registrada en 2017, que se había situado en un total de 1.634.149, siempre según los datos del Instituto Nacional de Estadística.

* Más información en la edición en papel y en la app de Diario Palentino