Un Domund adaptado a la situación sanitaria

DP
-

El objetivo del evento es implicar a la sociedad en la misión de la Iglesia. Este año no habrá cuestaciones a pie de calle, pero se han habilitado otras vías para facilitar los donativos

Un Domund adaptado a la situación sanitaria - Foto: Sara Muniosguren

Un año más, se acerca el Domund, la Jornada Mundial de las Misiones, que se celebrará el domingo con el objetivo de implicar a la sociedad en la misión de la Iglesia. El evento se celebra sin interrupción desde 1926, y aunque este año se enfrenta a una situación difícil por la pandemia, seguirá siendo una llamada a la responsabilidad de todos los cristianos en la evangelización.


«Los misioneros dan a conocer el mensaje de Jesús, especialmente en aquellos lugares donde el Evangelio está en sus comienzos y la Iglesia aún no está asentada», explican desde la Diócesis al tiempo que recuerdan que «las necesidades en la misión son muchas». Por eso, el objetivo del Domund es lograr la colaboración económica para cubrir carencias y ayudar a los más desfavorecidos a través de los misioneros con proyectos pastorales, sociales y educativos.


Así, y gracias a la generosidad de los españoles, en 2019 se enviaron a las misiones 10.527.782 euros, recaudados en la Jornada del Domundo de 2018 y a lo largo de todo el año en donativos periódicos, herencias, etc. En Palencia, la cifra fue de 149.328 euros, 131.966 correspondientes al Domund, 6.075 de San Pedro Apóstol y 11.287 de Infancia Misionera.


Con respecto a la campaña de este año, desde Obras Misionales Pontificias y desde la Delegación de Misiones de Palencia, se anima a que la situación sanitaria no obstaculice el donativo de aquellos que quieran participar en la misión de la Iglesia. «A pesar de que en muchas parroquias las colectas no se están realizando con normalidad, y en los colegios se debe evitar el contacto con el dinero efectivo -no habrá, por lo tanto, huchas-, se puede colaborar de muchas formas», afirma la Diócesis. Concretamente, la OMB a habilitado diferentes vías para facilitar los donativos (bizum, transferencia, en la web domund.es o por teléfono) y la delegación palentina facilita varios números de cuenta. 


Cabe señalar, por otro lado, que en el momento actual hay 327 misioneros palentinos repartidos por todo el mundo. De ellos, 178 son hombres y 149 mujeres. 26 están en Europa, 25 en Asia, 22 en África y 254 en América. Asimismo, 108 misioneros están en condición de regresados a España a causa de la Covid-19 y a la avanzada edad de muchos de ellos.


Su dedicación es la pastoral (23%); educativa (20%); servicios generales (12%); formación vocacional (8%); sanidad (8%); desarrollo y promoción (5%); jóvenes (5%); niños (5%); promoción de la mujer (4%); ancianos (2%); animación misionera(2%); campesinos (2%); diálogo interreligioso (2%) y nativos e indígenas (2%).


En los territorios de misión, la Iglesia sostiene casi 27.000 instituciones sociales que representan el 24% del total universal, y más de 119.000 educativas, casi el 55% de todos los centros de este tipo. Todos los proyectos son financiados con los donativos recogidos en el Domund. «Las misiones siguen necesitando ayuda económica, por eso es tan necesaria la colaboración de todos», indican desde el organismo religioso. 


La Iglesia apoya equitativamente a todas las misiones, sin importar la congregación o nacionalidad de sus misioneros, cuidando de manera especial a aquellas que tienen más necesidades. También se apoyan proyectos extraordinarios para llevar adelante la evangelización y la promoción humana. Así, 120 países organizan sus colectas y las ponen a disposición del Santo Padre para pasar a formar parte del Fondo Universal de Solidaridad de la Obra Pontificia de la Propagación de la Fe, responsable de la Jornada Mundial de las Misiones. 


EN CONTACTO. Desde países tan diversos como Angola, Argentina, Bolivia, Chile, Ecuador, Japón, Puerto Rico, Perú, Tailandia, Uruguay y Venezuela, se recibió respuesta hace algunos meses al correo electrónico que envió la Delegación Diocesana de Misiones a los misioneros  palentinos para saber cómo están y conocer cómo se está viviendo en sus destinos la pandemia del coronavirus.


El obispo emérito de Palencia, Nicolás Castellanos; los hermanos maristas Julián Olmo, Isidro Azpeleta, Fernando Fernández y José Luis Grande; el misionero de la Sagrada Familia, Tomás Llorente; la compañía de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul; los menesianos Javier Julián Calvo, de Salinas de Pisuerga, y Casimiro Meriel, de Osorno; el dominico Agripino Franco; Eloy Pérez; José García; Emma Andrés Martín; sor Blanca, hermanita de los Ancianos Desamparados; Leontina Vallejo  y el sacertode diocesano, Domingo García, son solo algunos de los misioneros palentinos que desempeñan su labor en el extranjero.