Érase una vez... en Cannes

SPC
-
Érase una vez... en Cannes

El director Quentin Tarantino presenta su última película en el prestigioso festival, que será inaugurado por Javier Bardem

En apenas dos días comienza una nueva edición del Festival de Cannes, cuya inauguración correrá a cargo de Javier Bardem y Charlotte Gainsbourg, y la veteranía predomina en una competición en la que se podrán ver los últimos trabajos de nombres consagrados como Quentin Tarantino, Terrence Malick, Ken Loach y los Dardenne.
La esperadísima Érase una vez en Hollywood, de Tarantino, competirá por la Palma de Oro, un premio que ya conquistó hace 25 años con Pulp Fiction. La película se sitúa en el Hollywood de 1969, con los terroríficos asesinatos de Charles Manson como telón de fondo. El espectáculo está más que servido. Y quizá por superstición, repite día de estreno, el 21 de mayo. Una jornada que se espera llena de glamour, aunque solo asistan la mitad de los actores de la película: Margot Robbie, Leonardo DiCaprio, Brad Pitt, Al Pacino o Kurt Russell.
Pero para hacerse con su segunda Palma de Oro, el estadounidense tendrá que batir a rivales de altura, entre ellos su compatriota Terrence Malick, el esquivo y genial director, que también tiene en su haber el máximo premio de Cannes por El árbol de la vida (2011).
En esta ocasión llega con A hidden life, que se centra en el austríaco Franz Jägerstätter, objetor de conciencia que se niega a luchar por los nazis en la Segunda Guerra Mundial y es fusilado.
Muy diferente a las historias sociales que presentarán otros dos laureados realizadores que cuentan con dos Palmas de Oro: el británico Ken Loach y los belgas hermanos Dardenne, que competirán con Sorry we missed you y Le jeune Ahmed, respectivamente.
Pero fuera de competición también habrá citas muy interesantes, como el estreno de la biografía de Elton John, Rocketman, un filme de Dexter Fletcher que llega tras el éxito del Bohemian Rhapsody. El documental sobre Maradona de Asif Kapadia, que ya se ha ocupado de otras figuras de la talla de Ayrton Senna o Amy Winehouse, es otra de las citas más esperadas del festival.