Denuncia que la agredieron familiares de su ex pareja y resultó ser un vecino

A.A.
-

El Juzgado de lo Penal ha condenado a una mujer a una multa como autora responsable de un delito de denuncia falsa en grado de tentativa después de que denunciara a dos familiares de su ex pareja de una supuesta agresión hacia ella y su hijo cuando en realidad había sido un vecino. La sentencia considera como hechos probados que el 8 de septiembre de 2010 fue remitido al Juzgado de Instrucción Número 4 de Palencia dos partes de lesiones confeccionados con fecha de 5 de septiembre de 2010 tanto de ella como de su hijo.
Tras ser llamada a declarar en noviembre de ese mismo año, la acusada, «a sabiendas de la mendacidad de lo que relataba», manifestó que las lesiones se  las había producido su cuñado y su ex suegra, «describiendo de forma pormenorizada la manera en la que se desarrollaron los acontecimientos».
Tanto la acusada como su hijo fueron reconocidos por el médico forense y se reputaron como falta los hechos. A su vez, el 6 de septiembre de 2010 procedió a denunciar ante la Comisaría de Policía de Palencia a su vecino por lesiones causadas en su persona y su hijo menor el día anterior. Tras comprobar los dos partes de lesiones se dio por probado en un juicio de faltas que en realidad las lesiones causadas a la acusada y su hijo fueron producidas por su vecino.
La mujer justificó su acción en un «error». Las explicaciones dadas por la acusada, a juicio del Tribunal, sobre esta pretendida equivocación no fueron claras y el hecho «no negado» de las malas relaciones entre la acusada y la familia de su ex pareja aportan la convicción de que, «con intención de perjudicar a la familia de su ex pareja, imputó falsamente tales agresiones, motivando por ello un procedimiento judicial que terminó archivado».