Sierra ultima la glorieta del hospital y abrirla al tráfico

CARLOS H. SANZ
-

La empresa ha comenzado el asfaltado de la zona y el Consistorio confía en que las obras están terminadas de cara al fin de semana, ya que el plazo de ejecución es de cuatro meses

Sierra ultima la glorieta del hospital y abrirla al tráfico - Foto: Á“scar Navarro

El Ayuntamiento confía en que esta misma semana, prácticamente sobre el plazo dado, los operarios de la empresa Hormigones Sierra finalicen las obras de construcción de la glorieta del hospital.
Con ello, el Consistorio espera en que el tráfico recupere la normalidad en la avenida de Donantes de Sangre y el Camino Viejo de Villamuriel, así como en los accesos al hospital y, sobre todo, al nuevo aparcamiento.
Las quejas por los problemas de circulación en la zona por parte de los usuarios se acumulan en las últimas semanas, desde que el centro sanitario recuperó la normalidad tras las vacaciones de verano. En la jornada de ayer, Hormigones Sierra acometía el asfaltado de toda la zona, mientras que desde la concejalía de Obras, su responsable, Facundo Pelayo, expresaba su deseo de que las obras llegasen a su fin esta semana tras cuatro meses de trabajo.
El Ayuntamiento ha tardado casi tres años en hacer realidad esta glorieta, que incluye un acceso al nuevo aparcamiento. Fue en enero de 2017 cuando inició la expropiación de los menos de 1.800 metros cuadrados de terreno necesario para encajar la glorieta en la curva del hospital. 
Unos meses después, se aprobaba el proyecto y rechazaba las alegaciones presentadas por los propietarios, aunque en noviembre de ese mismo año no tuvo más remedio que dejar sin efecto la aprobación definitiva de la expropiación hasta que se resolviesen los recursos.
La ciudad tardó casi un año -en septiembre de 2018- en culminar la expropiación de los 1.800 metros cuadrados necesarios para la obra y en aprobar el proyecto de construcción de la glorieta. Solo entonces inició el proceso de licitación de las obras, valoradas en algo menos de 600.000 euros, y que fueron adjudicadas por 488.653,56 euros (más IVA) a la empresa Hormigones Sierra el pasado mayo.
aparcamiento. Con la apertura al tráfico de la glorieta, los usuarios del hospital confían en que mejore el acceso y la salida del nuevo aparcamiento, dotado con 750 plazas. Las obras han necesitado reordenar el tráfico, obligando a los conductores a utilizar un único punto de acceso y salida al estacionamiento, lo que ha causado retenciones en momento puntuales.
El nuevo vial facilitará la circulación de vehículo y, a la espera de que los usuarios se acostumbren, acabará con los problemas antes citados.