Cataluña vuelve a marcar la agenda política de la precampaña

EFE
-

El procés centra el discurso de los líderes políticos que estuvieron en la marcha constitucionalista y también de Sánchez e Iglesias, que hablan también de una futura recesión económica

Cataluña vuelve a marcar la agenda política de la precampaña - Foto: Toni Albir

Tras un parón de varios días sin incidentes destacables, Cataluña marca de nuevo la agenda de precampaña de los principales líderes políticos, algunos de los cuales se dieron cita ayer en la multitudinaria manifestación de Barcelona para pedir el fin del proceso independentista.
Es el caso del responsable del PP, Pablo Casado, y el de Ciudadanos Albert Rivera, que aprovecharon la marcha constitucionalista para volver a reclamar al Gobierno que actúe ya para garantizar la convivencia en Cataluña.
Casado exigió, además, al PSOE y a su líder, Pedro Sánchez, que rompan cualquier acuerdo con los independentistas, tomen medidas para garantizar el orden público y aclaren con quién están porque, en su opinión, “el funambulismo político y los equilibrios en el alambre son muy perjudiciales para España”.
También Rivera subrayó que “no se puede gobernar con los que quieren separar este país, ni con Torra, ni con Otegi, ni con los que queman las calles”.
El líder de Ciudadanos reivindicó "la unidad" e incidió en que "somos más los que queremos convivencia que los que queremos romper este país”.
Por parte socialista, además del líder del PSC Miquel Iceta, también participaron en la manifestación contra el procés el ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, y el de Exteriores, Josep Borrell.
Ábalos se sumó a la protesta para reivindicar el proyecto de España "que nos une a todos" y para recordar al presidente catalán, Quim Torra, que su función principal es que haya convivencia en Cataluña y que, por lo tanto, tiene que gobernar para todos.
Es un mensaje que hizo suyo el presidente del Gobierno en funciones y líder socialista, Pedro Sánchez, desde A Coruña, donde recordó que son los independentistas los que "no respetan la ley y no respetan la voluntad mayoritaria de la sociedad catalana que ha dicho una no, sino 20 veces, que no quieren la independencia".
Sánchez, que no se ha referido en ningún momento a la manifestación de Barcelona, ha criticado las soluciones que proponen los líderes de la oposición al desafío catalán e insistió en que la fórmula pasa por ley y diálogo, primero ley y luego diálogo, "porque no puede haber diálogo fuera de la ley".
Cataluña es solo uno de los retos que debe afrontar el próximo gobierno de España, junto al Brexit o la desaceleración económica, según el presidente, quien destacó que para poder afrontarlos es necesario un gobierno progresista, coherente y estable.
En ese sentido, el dirigente de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, subrayó que la nueva campaña electoral debería ir más allá de Cataluña o de la exhumación de los restos de Francisco Franco, y centrarse en problemas como las consecuencias que pueda tener la coyuntura económica en el empleo y en la vida diaria de los españoles.
"Ese es el gran tema de esta campaña y nadie quiere hablar de eso" cuando hay que responder "si los recortes vendrán por arriba o por abajo", es decir, aclarar "si la mayoría social va a tener que volver a cargar sobre sus hombros una crisis de la que no es responsable", indicó Iglesias en un acto en Las Palmas de Gran Canaria.
El líder morado advirtió a militantes y simpatizantes de Unidas Podemos que, si tras las elecciones del 10 de noviembre este partido no logra entrar en el próximo Gobierno de España, "el PSOE gobernará con la derecha".
Por eso, estimó que la próxima cita con las urnas es una oportunidad para "ensanchar un poco la limitada democracia" que, a su juicio, rige en España.
También Sánchez hizo un llamamiento a la movilización de sus votantes, al afirmar que "el bloqueo es un callejón del que se sale votando al PSOE".
El presidente hacía estas declaraciones en vísperas de la presentación de la campaña electoral de los socialistas para el 10N, que abrirán en Sevilla y a la que concurrirán con un nuevo lema, Ahora, sí, dando un paso más en el eslogan de precampaña, Ahora Gobierno, Ahora España.
La nueva campaña será más corta de lo habitual (solo una semana) y arrancará oficialmente la medianoche del próximo jueves, día 31.