Seijo pide que se deje de jugar con la desigualdad sanitaria

DP
-

La candidata socialista se compromete a sacar adelante una ley que garantice una cartera mínima de servicios a todos los ciudadanos

Seijo pide que se deje de jugar con la desigualdad sanitaria

La candidata del PSOE al Congreso por Palencia, María Luz Martínez Seijo, denunció ayer que la Sanidad en el norte de Palencia ha empeorado desde la llegada al Gobierno autonómico de PP y Cs y ha exigido a la nueva consejera, Verónica Casado, que deje de jugar con la desigualdad sanitaria en Castilla y León. «Los servicios han empeorado, están tomando el pelo a la zona norte de Palencia. Exigimos que se haga una apuesta decidida por mejorar la atención en la provincia», recalcó.
Insistió en que la «nueva» Junta de Castilla y León no sólo está denostando este servicio en el norte de Palencia, sino que está incumpliendo los compromisos adquiridos con la zona de Barruelo y Brañosera, al plantear un proyecto piloto que muestra otras alternativas para disponer de profesionales médicos de forma continuada, pero sin restablecer las guardias médicas que el Partido Popular suspendió hace más de un año. «No se van a cumplir los compromisos que adquirieron y se están riendo de los palentinos que llevan más de un año reclamando una atención sanitaria digna», aseveró la candidata socialista que, además, quiso mostrar su apoyo a los vecinos de la comarca norteña, afirmando que el PSOE quieren que se mantengan los servicios en el territorio y que los municipios conserven sus centros sanitarios.
Martínez Seijo recordó también que la zona norte sufre numerosas carencias en este área, determinadas por la falta de especialistas y de recurso sanitarios, la carencia de hospitales, la imposibilidad de cubrir las sustituciones en Cervera de Pisuerga por la falta de profesionales o la reclamación de una UVI móvil en Guardo cuya entrada en servicio aún no se ha producido. 
Por contra, afirmó que desde el PSOE «pondremos todo de nuestra parte» para sacar adelante una Ley de Sanidad completa para que todos los ciudadanos tengan una cartera mínima de servicios y se pueda garantizar la atención a los ciudadanos «con criterios de Igualdad». Además se pretende llevar a cabo una revisión del copago farmacéutico, comenzando por los pensionistas.