16,2 millones para modernizar 1.100 hectáreas de regadío

ICAL
-

La actuación beneficiará a 272 propietarios de parcelas de Santoyo y Frómista donde la Junta afronta una concentración que supondrá un desembolso de 2,5 millones

Una inversión de 16,2 millones de euros permitirá modernizar 1.100 hectáreas de regadíos existentes en los municipios de Santoyo y Frómista (Palencia), pertenecientes al Canal del Pisuerga. Esta actuación, que afronta la primera fase, beneficiará a 272 propietarios del Sector G, se completará con la concentración parcelaria que ejecuta la Junta de Castilla y León con un desembolso adicional de 2,5 millones, que eleva a 18,7 millones el coste total.

La delegada del Gobierno en la Comunidad, Virginia Barcones; el presidente de la Sociedad Mercantil Estatal de Infraestructuras Agrarias (Seiassa), Alejandro Alonso; la consejera de Agricultura y Ganadería y portavoz de la Junta, Milagros Marcos; el director del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl), Jorge Llorente, y el presidente de la Comunidad de Regantes, Luis Alberto Nebreda, suscribieron dos convenios en un acto celebrado en el Ayuntamiento de Astudillo (Palencia), con la presencia de alcaldes y vecinos.

En concreto, la actuación pretende sustituir el sistema actual de riego a pie por otro presurizado en el sector G. Para ello, se construirá una balsa de regulación, así como una red ramificada de tuberías, con válvulas de corte y aireación, para la conducción del agua a presión hasta los hidrantes de riesgo y desde éstos hasta las tomas en la parcelas. Además, se instalará un sistema de telecontrol capaz de gestionar a distancia el riesgo a la demanda, para lo que se acometerán las dotaciones eléctricas necesarias. El Itacyl se encargará de poner en marcha el bombeo y otras instalaciones vinculadas al mismo, así como de la dirección de la obra y las medidas de seguridad.

Este proyecto se acomete por un lado con la aportación de Seiassa, que a través de financiación procedentes de fondos Feader, permitirá a la Comunidad de Regantes afrontar el proyecto. De la misma forma, la Junta de Castilla y León, también con recursos propios y comunitarios, asumirá una parte de la inversión a fondo perdido, así como la totalidad del coste de la concentración parcelaria, estimada en 2,5 millones y que incluye las infraestructuras rurales necesarias.

Contra la despoblación

La delegada del Gobierno, la consejera y el regidor de Astudillo, Luis Santos, coincidieron en que la modernización de regadíos constituye una herramienta para generar actividad en el medio rural y para hacer frente a la despoblación. Además, el alcalde de la localidad palentina insistió en que estos proyectos mejora la calidad de vida de los agricultores y aseguró que en estos momentos, España y Castilla y León necesitan que “todos” arrimen el hombro.

En concreto, Barcones subrayó que los convenios suscritos son un “reflejo perfecto” de la “acción conjunta y coordinada” entre las administraciones en beneficio en este caso de los ciudadanos del medio rural. Destacó que el regadío modernizado es un “motor de desarrollo” que reduce en un 25 por ciento el consumo de agua, la contaminación difusa ya que requiere que se abonen una cuarta parte menos las tierras, abre el abanico de cultivos y facilita la incorporación de jóvenes. Además, remarcó que fomenta la cohesión social y territorial.

Milagros Marcos destacó que estas inversiones son “importantes” puesto que a su juicio son necesarias para el “futuro de los pueblos”. Destacó que el coste del riego por aspersión es un 35 por ciento menor que el de los sistemas tradicionales y que el valor añadido bruto de las parcelas es un 30 por ciento mayor. Además del ahorro, indicó, se logra un mayor beneficio por cada hectárea, así como una diversificación de los cultivos, una mayor atracción de la industria agroalimentaria.

La consejera remarcó que además en estas zonas se incorpora un 80 por ciento más de jóvenes al campo, por lo que sentenció que es el “principal plan” para luchar contra la despoblación, puesto que argumentó que la llegada de jóvenes productores a los pueblos permite elevar la actividad y garantizar el futuro del medio rural. Además, subrayó la necesidad de seguir impulsando la concentración parcelaria, puesto que remarcó que aumenta los beneficios y la rentabilidad.

Balance y más actuaciones

La titular de Agricultura y Ganadería indicó que con esta actuación el 66 por ciento del Canal del Pisuerga tiene ya modernizado su regadío, lo que ha supuesto una inversión de 72,4 millones, que sumando la prevista, eleva a 91 millones el desembolso total. Además, la Junta alcanza el 54 por ciento del compromiso adquirido de modernizar 40.000 hectáreas en este periodo de ejecución del Programa de Desarrollo Rural.

Marcos recordó que esta obra forma parte del Mapa de Infraestructuras Agrarias, que se puso en marcha en 2016, y que prevé para Palencia 19 proyectos, con una inversión de 207 millones para hacer más competitivas 46.600 hectáreas. De ellas 13 ya están en marcha o han finalizado. Por ello, pidió a la delegada del Gobierno un impulso para las nuevas actuaciones, para lo que explicó que la Junta ha solicitado a Seiasa 114 millones para 2019 y siete obras, de las que tres están en la provincia palentina -Canal del Pisuerga, Vegas de Saldaña y Canal Bajo Carrión-.

La delegada del Gobierno, que recordó el convenio marco por el que se financian estos proyectos, que prevé una aportación del 74 por ciento por parte de Seiasa y del 26 por ciento de la Junta, destacó que están previstas seis actuaciones. De ellas, ya se han firmado los convenios del Canal del Páramo (León), del Páramo Bajo en León y Zamora, de Pollos (Valladolid), y de Zorita en Salamanca.

Barcones expuso que España es el país de la Unión Europea con más superficie de regadío, casi cuatro millones, lo que supone un 14 por ciento de la superficie agraria útil, en la que se cultiva dos terceras partes de la producción final vegetal. En Castilla y León, añadió, existen más de 500.000 hectáreas de regadío en tierras de cultivo, frente a los tres millones de secano.

En conjunto, recordó que las seis actuaciones supondrán una inversión de casi 80 millones para actuar en 12.000 hectáreas, lo que beneficiará a 3.000 agricultores. Se sumarán a las 100.000 hectáreas sobre las que actuó Seiasa, con 61 proyectos, para 29 comunidades y 40.000 comuneros, con una factura total de 500 millones.

 

 

16,2 millones para modernizar 1.100 hectáreas de regadío Brágimo
16,2 millones para modernizar 1.100 hectáreas de regadío - Foto: Brágimo
16,2 millones para modernizar 1.100 hectáreas de regadío Brágimo
16,2 millones para modernizar 1.100 hectáreas de regadío - Foto: Brágimo