Flores para los que viven en el recuerdo

Laura Burón
-

Miles de palentinos acuden al cementerio para honrar la memoria de sus difuntos

Flores para los que viven en el recuerdo - Foto: Sara Muniosguren

Un lugar que el resto del año es gris, silencioso y solitario se convirtió ayer en una paleta de colores llena de vida gracias a los cientos de personas que acudieron al cementerio municipal de Nuestra Señora de los Ángeles para demostrar a aquellos que se fueron que todavía están muy presentes. Miles de flores de todos los colores con las que los palentinos honran a sus seres queridos fallecidos adornaban los nichos y las sepulturas. Muchos traían sus ramos y centros de casa, pero otros cuantos decidieron adquirirlos en uno de los ochos puestos de floristas instalados a las puertas del cementerio. Gladiolos, rosas, claveles y margaritas eran las variedades más frencuentes en estos adornos disponibles para todos los bolsillos y gustos.
Así, los palentinos que cumplieron con la tradición de visitar a sus difuntos llevaban en una mano el centro o ramo, y en la otra el paraguas y es que la lluvia hizo acto de presencia a partir del mediodía. En previsión de que esto pudiera ocurrir, la eucaristía presidida por el obispo de la diócesis, Manuel Herrero, tuvo que celebrarse en el interior de la iglesia, que se quedó pequeña. Por eso muchos, optaron por escuchar las palabras del prelado por uno de los altavoces instalados en el exterior del templo. Herrero afirmó que el día de Todos los Santos es «una invitación por un lado a la alegría y, por otro, sentimos pena y tristeza esperanzada».  El obispo aseguró que no solo los canonizados son santos sino «también todos aquellos que han mejorado la Humanidad. Esos son hombre y mujeres de la Iglesia». Además, explicó que todos algún día «estaremos sentados en la asamblea de los santos para alabar a Dios», e insistió que esta jornada de recuerdo de los difuntos es un símbolo de gratitud hacia ellos. «Lo que somos y lo que tenemos se lo debemos a aquellos que nos han precedido y es un deber ser agradecidos», aclaró.
Mientras eran muchos los que se dirigían a las sepulturas y nichos para depositar sus flores y rezar una oración. También aprovecharon para adecentar las losas y, por eso, no era raro ver entre tantas flores, cepillos, cubos y paños con los que embellecer el lugar donde reposan los seres queridos.
Flores para los que viven en el recuerdoFlores para los que viven en el recuerdo - Foto: Sara MuniosgurenEl dispositivo especial impulsado por el Ayuntamiento con motivo de esta festividad religiosa se prolongará hasta mañana. Así, el horario de apertura del camposanto se ha ampliado y es de 7,45 a 19 horas, y durante la jornada de hoy seguirá estando prohibido el acceso de vehículos particulares hasta la puerta y solo taxis, autobuses y vehículos de personas con discapacidad tienen autorización para llegar hasta ese punto. El resto podrá estacionar en los lugares habilitados para ello. 
El servicio especial de autobuses también seguirá estando operativo durante la jornada de hoy, con salidas cacada hora en punto desde la plaza de León de 9 a 13 y de 15 a 19 horas, mientras que los autobuses de regreso al centro de la capital saldrán a las y media entre las 9,30 y las 13,30 y las 15,30 y las 19,30 horas.