Ciudadanos recrimina a PP y PSOE su "incoherencia"

Carlos H. Sanz
-
Ciudadanos recrimina a PP y PSOE su "incoherencia"

Juan Cruz Vidal critica que ediles con sillón en la institución provincial voten a favor de la nulidad del pacto en el Consistorio y luego lo contrario en la Diputación

Ciudadanos recriminó ayer al Partido Popular y al Partido Socialista su responsabilidad en el problema creado con la calle Jardines, y su «incoherencia» «para votar la nulidad de un convenio en una institución y acto seguido ir a la Diputación y votar lo contrario».
El portavoz de Cs en la institución provincial, Juan Cruz, denunció los «intereses cruzados de estos partidos», y exigió a PP y PSOE que si el conflicto de la calle Jardines llega a los tribunales, se abstengan de mandar a la Diputación ediles de la capital.
«Ningún concejal del Ayuntamiento de Palencia estaría legitimado moralmente para formar parte de la Diputación. No puede haber intereses cruzados, no pueden aprovechar el Ayuntamiento para tener un acta de concejal y después ir a otra institución para pretender hipotecar al Ayuntamiento», explicó el portavoz de Cs.
Juan Cruz Vidal aseveró que «Ciudadanos entiende que no se puede hacer efectivo ese convenio porque hipotecaría las arcas del Ayuntamiento», de ahí que votase en contra del acuerdo de la Junta de Gobierno, que sí fue apoyado por PP y PSOE. 
«Se debe asumir la solución menos lesiva, es decir, la nulidad de convenio y su revisión, tal y como propone el Ayuntamiento», dijo el portavoz de Cs, que insistió en que «hacer efectivo ese convenio hipotecaría las arcas del Ayuntamiento».
La decisión cuenta con el respaldo del grupo naranja en el Ayuntamiento. El concejal y candidato a la Alcaldía, Mario Simón, recordó que Cs ha aportado dos soluciones. Por una parte, el pago del justiprecio de la calle y el retorno del resto de los terrenos al Ayuntamiento, pero a un precio actualizado a día de hoy. Y, por otra, la cesión gratuita del uso y que esa parte sea utilizada por todos los palentinos. 
«Desde Ciudadanos no vamos a hipotecar el futuro de Palencia ni vamos a permitir que se suban los impuestos a los palentinos para pagar 25 millones de euros por 750 metros de calle», sentenció el edil.