scorecardresearch

La pandemia impide la llegada de 50 niños saharuis

A. Benito
-

Las asociaciones palentinas trabajan junto a otros colectivos en un programa alternativo de actividades deportivas, juegos y talleres que supla la estancia de los pequeños en España durante los meses de verano

La pandemia impide la llegada de 50 niños saharuis

Un año más, y van dos consecutivos, los niños saharauis no podrán disfrutar este verano de sus vacaciones en España. «Teniendo en cuenta la situación sanitaria, aún persistente como consecuencia del Covid-19, nos sentimos nuevamente obligados a tomar la decisión de cancelar el programa Vacaciones en Paz», anunciaba el 5 de febrero la Delegación Saharaui para España, que también aprovechaba la ocasión para agradecer y felicitar al movimiento solidario por el éxito conseguido con esta iniciativa. «Albergamos grandes esperanzas en el compromiso político y humanitario para garantizar, una vez más, la continuidad de este programa alternativo. Esperamos y deseamos que esta situación se resuelva lo antes posible y podamos retomar nuestras actividades comunes por el bien de lo que nos une: la justa causa del pueblo saharaui», recogía también el comunicado.

Como consecuencia de esta decisión, casi medio centenar de niños saharauis se verán privados de pasar los meses de verano en nuestra provincia junto a sus familias de acogida, algo que lamentan la Asociación Palentina con el Pueblo Saharaui y la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui.No obstante, ambos colectivos, y también el resto del movimiento asociativo a nivel nacional, están trabajando en un programa alternativo a base de actividades deportivas, juegos y talleres que, de alguna forma, supla la estancia de los pequeños en España. 

«Teníamos previsto distribuir a unos 25 niños por toda la provincia», explica Jesús Merino, de la Asociacón de Amigos del Pueblo Saharaui, que califica de «muy complicada» la situación en los campamentos. Y es que los puertos de Argelia llevan cerrados varios meses, ya se han producido varios casos de coronavirus y muchos hombres están movilizados contra Marruecos desde que el pasado mes de noviembre se rompiera el alto el fuego establecido por la disputa del territorio del Sáhara Occidental y se recrudecieran las hostilidades. De ahí que muchos relacionen el hecho de que la diplomacia marroquí haya respondido con una evidente relajación en el control de sus fronteras a la hospitalización en España de Brahim Ghali, líder del Frente Polisario y presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

La pandemia impide la llegada de 50 niños saharuisLa pandemia impide la llegada de 50 niños saharuisLa Asociación Palentina con el Pueblo Saharaui, por su parte, estima en otros 15 los pequeños que se quedarán este año sin Vacaciones en Paz en Palencia. «Podrían ser unos 200 en toda Castilla y León», señala Ana Cristina Aparicio. Lamenta el recorte de subvenciones que se ha producido desde el inicio de la pandemia, pero sobre todo que los niños lleven dos veranos sin venir y que las familias españolas tampoco hayan podido viajar a los campamentos de refugiados desde diciembre de 2019. El contacto, eso sí, se mantiene de manera telefónica, y el movimiento asociativo a favor del pueblo saharaui ha encontrado una forma de hacer llegar alimentos y material sanitario. «Enviamos el dinero a una empresa que trabaja desde allí y que es la encargada de comprar y de distribuir los productos», indican Aparicio y Merino. Hasta el momento se han realizado 3 o 4 envíos y en breve se organizará otro.

Respecto al impacto de la pandemia, las asociaciones recuerdan que en El Aaiún, Ausserd, Smara, Dajla y Bojador -las cinco wilayas o provincias en las que se dividen los campamentos- y en Rabunni -centro administrativo del Gobierno de la RASD- escasean las medicinas y los hospitales. Estos últimos, además, carecen de UCI y de los medios necesarios para tratar a pacientes graves de coronavirus en caso de que la situación se vuelva más compleja. «Lo único que podemos hacer desde aquí ahora mismo es mandar paracetamol», manifiesta Ana Cristina Aparicio.

En este sentido, Jesús Merino destaca la «generosidad» de los palentinos, que no han dejado de colaborar con la causa saharaui en todo este tiempo. Tampoco los ayuntamientos y la Diputación, cuya ayuda ha permitido la realización de varios envíos. También destaca el apoyo de los vecinos de la provincia Mohamed Ahmed, un joven saharaui que llegó a España en 1998 gracias al programa Vacaciones en Paz y que por problemas de salud se quedó en Villamuriel, una decisión que tomaron de forma conjunta sus dos familias.

La pandemia impide la llegada de 50 niños saharuisLa pandemia impide la llegada de 50 niños saharuisAhmed, que ahora tiene 29 años, ya lleva 22 en el municipio cerrateño y hace algunos días aprovechó el derby de fútbol CD Villamuriel-Palencia CF para sumarse a una iniciativa organizada por la Federación Saharaui de Deportes consistente en la recogida de material deportivo para su envío a los campamentos. «La colecta fue todo un éxito. Nos han entregado equipaciones de fútbol, baloncesto y atletismo, balones, bolsas de deporte, espinilleras, guantes y botas, entre otros materiales», afirma el joven, muy agradecido por la respuesta de la gente. 

La recaudación ya se ha entregado a la federación y se integrará en la caravana humanitaria que cada año viaja desde España hasta los campamentos de refugiados ubicados en territorio argelino. «A través de la Asociación Entre Dunas también hemos entregado varias cestas solidarias con comida a las familias más vulnerables», expresa Ahmed, al que la pandemia le ha impedido visitar a su familia saharaui estos últimos meses. 

Respecto a la situación que viven sus allegados y compatriotas, el jugador del CD Villamuriel habla de «desastre». Su padre y sus hermanos, como otros muchos hombres, están en el muro, la zona militar construida con búnkeres, vallas y campos de minas para proteger el territorio ocupado por Marruecos de las incursiones del Frente Polisario y evitar la vuelta de los refugiados al territorio del que fueron expulsados en 1976.  «Ya todo ello se suma ahora el chantaje marroquí a España», indica Ahmed.

La pandemia impide la llegada de 50 niños saharuisLa pandemia impide la llegada de 50 niños saharuisESPERANZA. Pese a todo, las asociaciones palentinas a favor del pueblo saharaui tienen la esperanza de que el próximo año se pueda retomar el programa Vacaciones en Paz, aunque reconocen el efecto negativo de este parón. Y es que hay muchos niños que han perdido su oportunidad de regresar a España, dado que la edad con la que suelen venir va de los 8 o 9 a los 13 años. Eso significa que habrá que hacer un gran esfuerzo para encontrar familias nuevas, algo que es más fácil cuando los niños están aquí. Además, puede haber otras que decidan no retomar la acogida.

Ambos colectivos aseguran, no obstante, que no han tenido bajas a lo largo de este último año, pero tampoco han podido realizar actos que antes eran habituales para recaudar fondos. «Estamos un poco desesperados», afirma Ana Cristina Aparicio, al tiempo que recuerda que quienes están allí son sus familias. Finalmente, Jesús Merino recuerda que, según datos de Naciones Unidas, en los campamentos de refugiados saharauis viven unas 165.000 personas en condiciones muy deficitarias «que se han complicado aún más en estos últimos meses».

MARCHA POR LA LIBERTAD DEL PUEBLO SAHARAUI. A finales del año pasado comenzó a fraguarse a nivel estatal la Marcha por la Libertad del Pueblo Saharaui, una acción conjunta que pretende movilizar a la sociedad en favor de la causa, dar un toque de atención al Gobierno de España y poner en la agenda política el papel clave de nuestro país como potencia administradora del Sáhara Occidental y agente principal para motivar la solución del conflicto.

La marcha arrancó el pasado jueves en diferentes lugares del Estado Español y confluirá el 19 de junio en Madrid. En el caso de Castilla y León, las columnas de Cantabria y Asturias se unirán el día 10 en Aguilar de Campoo gracias a la Asociación Palentina con el Pueblo Saharui, que será la encargada de recibir a los participantes. 

La pandemia impide la llegada de 50 niños saharuisLa pandemia impide la llegada de 50 niños saharuisDurante el mes que dura la marcha se celebrarán distintos actos y actividades con el objetivo de poner en valor el compromiso de la sociedad civil y seguir sumando adhesiones a esta iniciativa que cuenta también con el apoyo de la República Árabe Saharaui Democrática y el Frente Polisario. Las personas y los colectivos interesados pueden adherirse firmando el manifiesto que será entregado el Ejecutivo nacional una vez finalice la marcha.

La pandemia impide la llegada de 50 niños saharuis
La pandemia impide la llegada de 50 niños saharuis