La catedral opta al 1,5% Cultural

DP
-

La propuesta presentada por la Diócesis al programa contempla la restauración del pavimentación interior, una intervención arqueológica y la instalación de suelo radiante

La catedral opta al 1,5% Cultural - Foto: Pedro Flórez

La Diócesis vuelve a concurrir a la convocatoria del 1,5% Cultural del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (antes de Fomento) para continuar con la restauración de la catedral.  En esta ocasión, la propuesta de actuación  gira en torno a cuatro objetivos principales, relacionados con la ampliación del conocimiento histórico del monumento mediante la investigación arqueológica del subsuelo, la mejora del confort térmico y la eficiencia energética,  el  incremento de la seguridad y la intervención en los elementos más deteriorados.
Así,  el proyecto contempla trabajos centrados en las fachadas de cantería de la cabecera, elemento que genera la imagen más canónica y reconocible de la fase gótica del templo, hoy aquejadas de problemas de degradación -especialmente acusados en el sistema de arbotantes, en los que se detectan graves patologías por meteorización de la piedra, con riesgos de desprendimientos de fragmentos sobre la cubierta-, así como en las puertas del Obispo  y de Los Novios,  tanto en sus elementos de piedra (arquitectónicos o decorativos), como carpinterías exteriores y cortavientos. 
 En esta nueva solicitud de la Diócesis  se encuadra la restauración de la capilla de San Isidro, en la girola, así como actuaciones complentarias en la dedicada a la  Virgen Blanca y la Mayor. Recordar que en el marco del proyecto que enfrenta la recta final, entre otras obras ejecutadas se eliminaron filtraciones del exterior, así como se restauró la tracería y consolidó el soporte de cantería (nervaduras, plementerías, paramentos) en la de la Virgen Blanca. Cabe señalar que de las cuatro capillas hexagonales que se abren a la girola fue en esta donde, según la tradición,  comenzó en 1321 la catedral gótica, por lo que en 2021 se conmemorará el séptimo  centenario, efeméride a la que se quiere llegar con una seo en las mejores condiciones posibles.
? Por su parte, la Capilla Mayor, una de las más importantes de Castilla en el siglo XVI, es el verdadero corazón de la catedral. Este singular recinto reúne a escultores de la talla de Felipe Bigarny, Alejo de Vahía, Juan de Balmaseda o Gregorio Fernández; pintores de la importancia de Juan de Flandes; azulejeros como Juan Floris, o yeseros como los hermanos Villalpando, además de rejeros, tapiceros y a ilustres mecenas como los obispos Diego de Deza, Juan Rodríguez Fonseca y Gómez Sarmiento. 
intervención arqueológica. El proyecto presentado abarca la restauración de la pavimentación interior,  una intervención arqueológica y la instalación de suelo radiante. La idea es aunar en una misma operación tres actuaciones difícil de abordar por separado.  ?
El solado pétreo ajedrezado es un elemento caracterizador del espacio interior del templo, cuyo valor arquitectónico, al igual que el de los acabados sobre paramentos y bóvedas interiores cuya restauración ahora concluye, va más allá de su adecuación y funcionalidad pues contribuye a dotar de unidad al conjunto al integrar  los espacios. Una ambiciosa campaña arqueológica del subsuelo de la catedral constituye una asignatura pendiente tanto para para obtener información sobre diversos aspectos relevantes en la evolución histórica del templo (restos visigóticos o la traza del templo románico) como para lograr un mejor conocimiento del solar en que se sitúa, lo que arrojaría luz sobre el origen de la ciudad y su configuración como importante núcleo hasta el siglo. V d.C. Para mejorar el confort térmico de la seo y su eficiencia energética se propone un adecuado sistema de climatización que pasa, según los estudios técnicos, por la instalación de un sistema de calefacción de alta inercia como es el suelo radiante. 
El proyecto, además, incluye la mejora de la seguridad contra incendios, y es que, entre las carencias importantes detectadas en este campo, se encuentra la instalación de un sistema de detección en los espacios bajo cubierta, construidos a base de grandes entramados de madera que suponen una carga de fuego importante. La detección y alerta temprana en caso de siniestro posibilita la extinción