Trump asegura que Estados Unidos está "limpio" de emisiones

Efe
-
Trump asegura que Estados Unidos está "limpio" de emisiones - Foto: TOBY MELVILLE

El magnate neoyorquino culpa a Rusia, China y la India de no contar con programas efectivos para evitar la contaminación del aire sin hacer mención a su retirada del Acuerdo de París

Tras una reunión con el príncipe Carlos, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha insistido en que su país está "limpio" de emisiones y culpó a otros de la actual crisis medioambiental.
El mandatario norteamericano se encuentra en el Reino Unido en un viaje de Estado desde el pasado lunes y la visita concluye hoy oficialmente con un desplazamiento a Portsmouth (sur de Inglaterra) para conmemorar el 75 aniversario del desembarco de Normandía, el 6 de junio de 1944.
En una entrevista con un programa de televisión, Trump habló de su reunión de 90 minutos con Carlos de Inglaterra, quien, según el presidente estadounidense, "fue el que más habló".
"(El príncipe Carlos) Está muy metido en temas de cambio climático y me parece que es genial", apuntó el presidente de EEUU, que se confesó "impresionado" por el empeño del heredero de la corona británica por velar por el medioambiente por el bien de "las futuras generaciones".
"Quiere que haya un mundo que sea bueno para las futuras generaciones, y yo también", agregó sobre su charla con el primogénito de Isabel II.
También admitió que cuando Carlos de Inglaterra le animó a que Estados Unidos haga más por esa causa, él respondió que su país "figura ahora entre los más limpios" de emisiones de dióxido de carbono.
En este sentido, el mandatario culpó a países como China, India y Rusia, por "no contar con un aire muy bueno, no tener muy buena agua" y por su contaminación.
Durante la entrevista, no se le preguntó, sin embargo, por la decisión que adoptó su gobierno de retirarse del Acuerdo de París sobre cambio climático, enmarcado dentro de la Convención Marco de la ONU, que establece medidas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.
Durante el viaje de Estado, decenas de miles de ciudadanos han protestado por las calles de Londres contra las políticas del presidente y contra esta visita, en la que el país ha desplegado toda su pompa para darle la bienvenida.
El pasado lunes, la soberana británica ofreció un banquete en el palacio de Buckingham en honor a Trump, que también se reunió ayer con la primera ministra británica, Theresa May, quien dimitirá este viernes como líder conservadora.