Armisén tilda de «ocurrencias» las palabras de Igea

L.B.
-

La presidenta de la Diputación cree que las declaraciones del vicepresidente de la Junta sobre recortar servicios en el medio rural son un globo sonda

La presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén, aseguró de forma tajante ayer que la Junta de Castilla y León no va a dejar de prestar servicios a los municipios más pequeños del medio rural, en respuesta a las declaraciones que el pasado viernes el vicepresidente del Gobierno regional, Francisco Igea, realizó en Palencia en las que dijo que «no es razonable dar servicios con municipios de 50 personas».
«Estamos frontalmente en contra de cualquier reducción de los servicios en el medio rural», afirmó Armisén, que recordó que «está en el ADN de la Junta prestar y garantizar estos servicios en todos los municipios, más allá de su tamaño». Por este motivo, la presidenta de la Diputación achacó esas declaraciones a la «carencia de conocimiento y experiencia». Tildó las palabras de Igea de «una ocurrencia en un momento concreto» y añadió que «no es acertado hacer política para los ciudadanos lanzando globos sonda, si bien reconoció que es necesario «adaptar algunos planteamientos».
Además, Ángeles Armisén como presidenta en funciones de la Federación Regional de Municipios y Provincias (FRMP) está pendiente de reunirse con la consejera de Sanidad, Verónica Casado, para abordar la mejora de la atención sanitaria.