Pulsera de seguimiento a un presunto maltrador

Alberto Abascal
-

Desde que el 16 de marzo se inició en confinamiento el juzgado de guardia solo ha tenido cuatro casos de violencia machista y una pelea entre indigentes

Pulsera de seguimiento a un presunto maltrador

El confinamiento de la población decretado por el estado de alarma también ha incidido notablemente en el descenso de la delincuencia, según los datos aportados a Diario Palentino por las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. Salvo casos asilados como la interceptación de un individuo que circulaba en bicicleta y con cierta cantidad de droga (marihuana) a la altura de Villamuriel de Cerrato por parte de la Guardia Civil, el juzgado de guardia sólo ha registrado la visita -por  videoconferencia- cuatro detenidos investigados como presuntos responsables de un delito de maltrato. En todos los casos quedaron en libertad, aunque a uno de ellos le fue puesta una pulsera de seguimiento para detectar si se acercaba a la víctima.
Hay que recordar que el Ministerio de Igualdad ha impulsado un Plan de Contingencia contra la violencia de género debido a la crisis del Covid-19 que ha supuesto el confinamiento domiciliario de la sociedad española.
Así, el plan de contingencia incluye declarar servicio esencial todos los servicios de asistencia integral a las víctimas de violencia contra las mujeres. Esto comportará que los operadores de los servicios esenciales deberán garantizar el normal funcionamiento de los dispositivos de información 24 h.; la respuesta de emergencia y acogida a las víctimas en situación de riesgo, incluidas las mujeres que precisan abandonar el domicilio para garantizar su protección; el normal funcionamiento de los centros de emergencia, acogida, pisos tutelados, y alojamientos seguros para víctimas de explotación sexual y trata; y la asistencia psicológica, jurídica y social a las víctimas de manera no presencial (telefónica o por otros canales).
Se ha activado un nuevo recurso de emergencia para las mujeres en situación de violencia de género mediante un mensaje de alerta por mensajería instantánea con geolocalización que recibirán las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.