El piano de Óscar Pascasio, en Spotify

A. Benito
-

Sus discos 'La ribera del Pisuerga' y 'Sensaciones' ya están disponiblesen la plataforma musical vía streaming más famosa del mundo

El piano de Óscar Pascasio, en Spotify - Foto: Baumbach

Como si de un regalo de Navidad se tratase. Así ha llegado la música del pianista aguilarense Óscar Pascasio a Spotify, la aplicación multiplataforma para la reproducción de música vía streaming más famosa del mundo. Un canal de distribución que cumplió diez años el pasado 7 de octubre y que en la actualidad está presente en 65 países, cuenta con 180 millones de usuarios activos y más de 83 millones de clientes Premium.
La noticia se ha hecho realidad gracias a los esfuerzos del artista norteño que, consciente de la capacidad de difusión que tiene Spotify, no ha dejado pasar la oportunidad de incluir sus discos La ribera del Pisuerga y Sensaciones en esta plataforma que, a buen seguro, vendrá a promocionar su música a nivel internacional.
"Para ello he tenido que hacer uso de los servicios CD Baby, una distribuidora que se ha encargado de introducir mis trabajos en todas las plataformas digitales que funcionan en la actualidad: Spotify, Amazon, Itunes, Youtube...", apunta Pascasio, que se animó a iniciar el proceso después de que varios colegas de la Red de Artistas se lo recomendaran encarecidamente.
"Hoy en día hay que estar en este tipo de canales", continúa el pianista, que en Spotify y el resto de plataformas en las que su música ya está presente ha encontrado un "escaparate" desde el que proyectar sus temas.
Dos son los discos del artista aguilarense de los que se puede disfrutar hasta el momento, pero tal y como él mismo ha confesado a Diario Palentino, la intención es editar un nuevo trabajo. "Por el momento he compuesto dos temas nuevos", indica el joven, que ayer mismo se encontraba grabando junto a D&C Audiovisual el nuevo videoclip de Magia, uno de los temas incluidos en Sensaciones. 
LÍDER DEL STREAMING MUSICAL. El proyecto Spotify surgió en 2006 de la mano del precoz empresario de origen sueco, Daniel Ek, un apasionado de la informática y de la música que con solo 14 años ya había fundado su propia empresa de creación y diseño de páginas web. La otra parte de la compañía es de Martin Lorentzon, fundador de Trededoubler.
No obstante, las negociaciones con las discográficas por los derechos de las canciones retrasaron dos años la puesta en marcha del servicio, que no ha parado de crecer en estos diez años y, aunque ha tenido que rectificar en algunas ocasiones la orientación de su modelo de negocio, siempre ha sabido dar la vuelta de tuerca justa para seguir siendo una de las opciones preferidas del concurrido panorama del streaming musical.