Platos con mucho gusto en un menú único

Rubén Abad
-
Platos con mucho gusto en un menú único - Foto: Á“scar Navarro

La primavera llega a La Traserilla con excelentes productos palentinos

La nueva estación ha irrumpido con fuerza en el restaurante La Traserilla, que estrena un suculento y apetitoso menú primaveral con gran protagonismo de los productos de la tierra. Platos que gustan a la vista y agradan el paladar en los que el equipo de cocina de esta conocida y reconocida casa de comidas ha puesto su esencia y su alma en cada una de las propuestas que preparan con esmero en los fogones del impresionante edificio del siglo XIX en el que se ubica.
Comida tradicional muy bien elaborada que en La Traserilla saben reinterpretar como pocos. Y es que su taller no deja de trabajar para mejorar cada día y ofrecer a sus comensales un plato del que guarden un agradable recuerdo que les haga repetir.
Así consiguen una excelente combinación entre tradición y vanguardia apta para todo tipo de paladares: los que prefieren comer caliente, los que optan por los platos templados, los que son más de carne y los que prefieren el pescado.
«Formamos un gran equipo que siempre se está actualizado porque la cocina necesita reinventarse constantemente, aunque lo hacemos manteniendo nuestras raíces», afirmó el chef Miguel Sánchez, propietario del local, quien pronosticó «una Semana Santa muy interesante para nosotros» en lo que al volumen de comensales se refiere.
PARA EMPEZAR. La propuesta primaveral de La Traserilla comienza con unos aperitivos con los que abrir boca. Boquerones y anchoas de excelente calidad que anuncian al comensal que disfruta de las bondades de este restaurante los extraordinarios platos que están por venir.
De ahí pasan a los primeros, en los que no podía faltar algo tan típico y tan nuestro como la menestra de la huerta palentina. También hay la oportunidad de probar los espárragos verdes de Tudela (Navarra), que están en temporada y que se acompañan con romesco y pico de gallo.
Cierran la tanda dos sabrosas ensaladas de categoría. Por un lado, una templada de setas con gambas y pasta fresca y, por el otro, una de queso con frutos secos.
Los revueltos también tienen un gran peso en el menú primaveral con el que el restaurante pretende sorprender a sus clientes más fieles y captar a quienes aún no han tenido el gusto de probar la comida que prepara el equipo capitaneado por Miguel Sánchez. 
Les hay de cuatro tipos: de morcilla palentina con mermelada de pimientos; de bacalao, cebolla confitada y patata crujiente a modo de guiño a la cocina portuguesa; de setas estofadas con yema en su punto y jamón ibérico; y ravioli de setas y foie.
SEGUNDOS Y POSTRES. Gallo de corral con salsa de almendras, carrillera de ternera al vino tinto y rodaballo al horno con verduritas son las tres opciones para el segundo plato.
Cierran el menú tres deliciosos postres con los que poner un broche dulce a la comida. Se puede elegir entre dulce de queso con toffe, cremoso de yogur con mango y frutos rojos o helado de vainilla con crema de fresas, chocolate blanco y crumble. Todo ello regado por vinos Ribera del Duero y Rioja Crianza, agua y café al precio de 33,5 euros.