El colegio de secretarios, contra el acoso laboral

DP
-

En la provincia hay 115 plazas de este cuerpo de la administración, de las que 76 están cubiertas por funcionarios de carrera y el resto son interinos, con una cobertura plena del servicio

El colegio de secretarios, contra el acoso laboral - Foto: Á“scar Navarro

El colegio provincial de secretarios, interventores y tesoreros de administración local celebró la festividad de su patrona, la Virgen del Pilar, con su tradicional asamblea general. Tras la reunión, que tuvo lugar en el salón de plenos del Ayuntamiento capitalino, se celebró una eucaristía en la iglesia de  La Soledad y, posteriormente, una comida de hermandad.
En la actualidad, en Palencia hay 115 plazas correspondientes a este cuerpo de la administración, de las que 76 están cubiertas por funcionarios de carrera y el restos son interinos.
Según sus responsables, la cobertura es prácticamente del cien por cien. Además, la entidad palentina se ha adherido al protocolo de intervención para casos de acoso laboral. Se trata de un documento que establece una serie de órganos y figuras especializadas, un procedimiento de transmisión y acceso a la información de carácter electrónico y un paquete de medidas preventivas para hacer frente a este tipo de situaciones, en las que los profesionales ven menoscabados sus derechos por las presiones a las que se ven sometidos en el ejercicio de sus funciones.
El documento, con el que se busca evitar los graves daños psíquicos y profesionales de todos aquellos que sufren acoso, viene a cubrir el vacío existente con respecto a las herramientas o instrumentos que las entidades locales disponen para atender a los funcionarios que protagonizan estos casos, y se establece como obligatorio para el Consejo General, dando opción a que los territoriales lo adopten voluntariamente. En el caso de Palencia se ha dado el visto bueno.
El protocolo quiere que los colegiados se sientan apoyados, tanto personal como jurídicamente, y que sepan qué pasos concretos dar para defender su integridad, por ello, y para asegurar que el protocolo sea efectivo, han concebido una serie de órganos, un procedimiento y unas medidas preventivas. Los órganos especializados previstos para tratar de forma inmediata y profesionalizada estas cuestiones son la Comisión Anticorrupción y para la Defensa de la Legalidad (CADL), integrada en el seno del Consejo General, y el Responsable Territorial de Salud Laboral, figura que servirá como interlocutora y asesora directa y que dependerá de cada organización local.
Finalmente, el documento integra una serie de medidas preventivas, dirigidas para evitar o mitigar las situaciones de ataque contra la salud laboral.