Cabero reclama colaboración con Portugal para el corredor

SPC
-

El nuevo presidente del CES reclama una mayor colaboración con una "nación hermana" como Portugal en una operación tan estratégica

El presidente electo del CES, Enrique Cabero, durante la inauguración de la jornada sobre el futuro del Corredor Atlántico. - Foto: Ical

El presidente del Consejo Económico y Social (CES) de Castilla y León, Enrique Cabero, apostó hoy en Valladolid por aprovechar el enclave y la ubicación de la Comunidad para impulsar, “de una vez por todas”, el Corredor Atlántico. “Es una oportunidad estratégica para la generación de actividad empresarial y, por tanto, de empleo y el desarrollo de Castilla y León”, aseguró durante la inauguración de la jornada 'Acciones de difusión del III Acuerdo Marco 2014-2020. El futuro del Corredor Atlántico', organizada por la Unión General de Trabajadores (UGT) en la sede del CES.

En la línea de lo expresado por el consejero de Empleo e Industria, Germán Barrios, el nuevo presidente electo del CES destacó que el Corredor Atlántico es un proyecto clave, por lo que el plan director del Gobierno de España que remitirá a la Comisión Europea debe incorporar como “prioridad absoluta” las necesidades de infraestructuras de Castilla y León como las plataformas intermodales y el transporte por carretera y por ferrocarril así como posibles conexiones con el transporte aéreo en la Comunidad.

“Estamos en el momento preciso para que este proyecto se haga una realidad, entre todos, de una vez por todas y debemos aprovechar esta ocasión para que el Corredor Atlántico sea un proyecto colectivo”, sentenció. Para ello, reclamó la colaboración de las organizaciones sindicales, empresariales y las administraciones públicas, tanto la Junta como el Gobierno de España.

Cabero significó, según recogió Ical, que la Península Ibérica es la fachada atlántica “fundamental “en las comunicaciones y los transportes de la Unión Europea. Es por ello que defendió que Castilla y León sea un lugar estratégico y la gran puerta de entrada de la transferencia de mercancías y personas en España y la UE. Eso, debe implicar, a su juicio,  las transformaciones necesarias y una mejora de las dotaciones de infraestructuras.

El presidente autonómico del Consejo Económico y Social incidió en la idea de aprovechar los factores estructurales que diferencia a Castilla y León con respecto a otros territorios. “La ubicación de Castilla y León entre Francia y Portugal nos sitúan en un lugar que a veces la historia no nos ha querido situar. Parece que la Comunidad se acaba en el oeste, el noroeste y el sudeste como territorio conocido, como si fuera una especie de Finisterre, como se decía en la Edad Media”, declaró.

En ese sentido, apostó por una mayor colaboración con una “nación hermana” como Portugal en una operación tan estratégica, sin olvidar que es un país clave para la comunicación y los transportes a través del Océano Atlántico.



Las más vistas