El Gran Premio nocturno

SPC
-
El Gran Premio nocturno - Foto: SPC

Un año más, el circuito de Losail se ilumina en mitad del desierto para dar comienzo a la temporada de carreras de MotoGP

Cualquier seguidor del Mundial de Motociclismo relaciona el GP de Catar con el comienzo de la temporada de carreras, pero no siempre fue así.

Inaugurado en el 2004, los pilotos llegaban al circuito de Losail para disputar las carreras en sábado y en el mes de octubre, casi al final de temporada. Dos años más tarde se colocó la prueba entre los primeros GP y desde 2007 es la carrera de inicio. Fue en 2008 cuando las carreras pasaron a disputarse en domingo, temporada en la que se instaló un complejo, y caro, sistema de iluminación con el que Catar se convertía en el primer país en acoger una carrera nocturna.

Pero esta cita mundialista no es solo especial por eso. La pista, que vivió en 2010 la desaparición de la categoría de 250cc por la clase Moto2 y en 2012, la de 125cc por la categoría de Moto3, se encuentra en una ciudad que no existe. Al menos no actualmente.

Lusail, no confundir con el nombre del circuito, Losail, es un proyecto urbano que deberá estar terminado para 2020, ya que es uno de los lugares propuestos para ser protagonista en el próximo Mundial de fútbol de Catar 2022. De hecho, será una de las sedes principales, ya que, según la organización del torneo, en ella se disputará el partido inaugural y la final.

Localizada en la costa, la ciudad está unos a 20 kilómetros de distancia de la capital, Doha, y tendrá un área total de 38 kilómetros cuadrados que albergarán a un máximo de 450.000 habitantes, entre residentes y trabajadores, y estará compuesta por dos puertos deportivos, zonas residenciales, islas artificiales, lugares de ocio e increíbles edificios.

 

La pista

 

Pero proyectos futurísticos aparte, el trazado del circuito de Losail destaca por tener una longitud de 5.380 metros y una recta de meta de 1.068 m. Con un aforo sentado de 3.000 personas, cuenta con un total de 16 curvas de las cuales 6 son a la izquierda y 10 a la derecha y los pilotos llegan a alcanzar una velocidad máxima de 350 km/h, aunque el récord lo tiene Danilo Petrucci, cuya moto marcó los 351,9 km/h. Sin embargo, su velocidad nada tiene que ver con la establecida el año pasado por su compañero, Andrea Dovizioso, que llegó a alcanzar los 420,2 km/h el año pasado y cuyo registro quedó colgado en el Twitter del equipo Alma Pramac. Aunque, obviamente, fue un error.

 

 

Quien sí que tiene un registro oficial es Jorge Lorenzo, que posee la vuelta rápida del circuito (1'54.927).

 

El Gran Premio nocturno

 

La iluminación

 

Losail brilla con luz propia desde que en 2008 la empresa norteamericana Musco Lighting, también responsable de iluminar el Circuito Internacional de Daytona, convirtiera la pista catarí en un festival luminoso en mitad del desierto.

En tan solo 175 días, se invirtieron 1.300 horas de trabajo para realizar este proyecto que podría mantener iluminados 3.000 hogares de una familia media a la vez, gracias a los 44 generadores de 13 megavatios que alimentan el circuito. Desde otro punto de vista igualmente imponente: solo con la luz que genera Losail se podrían iluminar las farolas de una calle de más de 3.500 km de longitud.

Casi tantos kilómetros como focos hay en la pista. Los 3.600 puntos de luz que hay repartidos por el trazado, apuntan en diferentes direcciones para eliminar posibles sombras y deslumbramientos. En palabras del piloto James Toseland, probador en 2008 de la nueva iluminación, “es como correr de día”.

 

Los ganadores

 

En la categoría reina, el italiano Valentino Rossi es el piloto en activo con más victorias sobre el trazado catarí, un total de cuatro (2005, 2006, 2010 y 2015), empatado con el retirado Casey Stoner (2007, 2008, 2009 y 2011) y seguido por Jorge Lorenzo, con tres (2012, 2013 y 2016). El español Marc Márquez, que llega al circuito como campeón a batir, solo ha ganado una vez en MotoGP (2014) y otra en Moto2 en 2012.

Precisamente en Moto2 no hay pilotos que repitan victoria, pero en los últimos dos años parece haber dominio italiano. Franco Morbidelli y Francesco Bagnaia llevaron a sus Kalex a lo más alto del podio en 2017 y 2018, respectivamente. En la categoría intermedia no gana un español desde Tito Rabat (2014).

Por el contrario, en Moto3 las expectativas son más optimistas y la buena racha conseguida tras las victorias de Joan Mir (2017) y Jorge Martín (2018) hacen creer que un nuevo triunfo para España es posible en este inicio de temporada.