Se enfrenta a 11 años por someter a su mujer 60 años

ALBERTO ABASCAL
-

El fiscal relata que J.P.D., de 87 años, supuestamente mantenía relaciones sexuales con la esposa y en contra de su voluntad dos veces por semana

Se enfrenta a 11 años por someter a su mujer 60 años

El Ministerio Fiscal ha solicitado provisionalmente para un hombre, identificado como J.P.D., de 87 años, una pena global de 11 años de prisión como presunto responsable de un delito continuado de abuso sexual, otro de maltrato habitual y un tercero de amenazas hacia su esposa con la que llevaba casado sesenta años y a la que tenía sometida a su voluntad, según informaron a Diario Palentino fuentes judiciales.
Las mismas fuentes indicaron que en el sumario de este caso, que será juzgado en la Audiencia Provincial, se concreta una petición de penas para el acusado de ocho años de cárcel por el delito de abuso sexual continuado, dos años por el delito de maltrato habitual y uno por el de amenazas. La acusación particular ejercida por la víctima también solicita provisionalmente para el procesado once años de cárcel, mientras que la defensa pide su libre absolución al negar los hechos.
La Fiscalía, en su escrito de acusación provisional al que ha tenido acceso este periódico, pormenoriza que la mujer, también octogenaria, durante los sesenta años de matrimonio y hasta que decidió denunciar a su esposo, supuestamente venía sufriendo desde el inicio de la relación insultos con expresiones como «zorra» y «puta», con críticas, menosprecios, intimidaciones y conducta violenta.
De hecho, la Fiscalía subraya que los informes psicosociales apuntan a que el procesado manifiesta un patrón de conducta violenta, así como una distorsión cognitiva del papel de la mujer en la sociedad, entendiendo que la esposa tiene que estar sometida a su voluntad «por el mero hecho de serlo» y que se manifiesta en su abuso emocional  hacia ella, celos y restricciones económicas.
El fiscal del caso subraya en su escrito de acusación que el encausado dos veces por semana, de forma sistemática, se dirigía al dormitorio de la víctima, ya que dormían en habitaciones separadas, y «cogiéndola fuertemente por los brazos, aprovechaba la distorsión cognitiva que ambos tienen sobre las obligaciones conyugales, para mantener relaciones sexuales con ella con acceso carnal y en contra de su voluntad».

VIOLENCIA DE GÉNERO. El Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, dependiente del Consejo General del Poder Judicial, publicó recientemente respecto a la provincia de Palencia que durante el pasado año se presentaron 307 denuncias por violencia de género, de las que 302 (225 españolas y 77 extranjeras) fueron mujeres las víctimas, frente a las 404 denuncias cursadas un año antes con 326 mujeres como víctimas. Según este dato, el número de denuncias bajó un 24 por ciento según los términos interanuales, aunque el número de féminas maltratadas se mantuvo prácticamente igual: la media estadística indica que cada mes durante el pasado año 25 mujeres formaron parte de las listas del maltrato.
Asimismo, los datos del Observatorio indican que durante el pasado año se cursaron en Palencia 70 órdenes de protección y 59 medidas de alejamiento, frente a las 66 órdenes de alejamiento y 116 medidas de protección ordenadas por la autoridad judicial, respectivamente, durante 2017.
Otro de los datos significativos que ofrece el órgano que estudia el fenómeno de la violencia de género en el Consejo General del Poder Judicial es que durante el pasado año en Palencia se celebraron 46 vistas orales, con 39 personas condenadas (25 españoles y 14 extranjeros) y 7 absueltas.