scorecardresearch

La polémica del ministro Garzón salpica al pleno

Carlos H. Sanz
-

PP y Vox defenderán sendas mociones contra las declaraciones del ministro Garzón y en apoyo al sector ganadero

La bronca política por las palabras del ministro de Consumo, Alberto Garzón, sobre la calidad de la carne española y las macrogranjas lleva ocupando la primera plana de la información nacional y autonómica desde hace más de una semana y el próximo miércoles saltará al escenario local después de que el Partido Popular y Vox hayan anunciado sendas mociones sobre el tema de cara al pleno del miércoles. 

Dos propuestas para su debate y aprobación, si procede, que aunque parten del mismo punto, las declaraciones del ministro en The Guardian, tienen enfoques y objetivos completamente diferentes.

De esta forma, la presentada por el Partido Popular se centra en Alberto Garzón, al que critican por una declaraciones que son «rotundamente falsas y demuestran la profunda ignorancia de este miembro del gabinete o su abismal sectarismo... o ambas cosas a la vez». 

«No es la primera vez ni es el único sector productivo español atacado por el ministro de Consumo,  cuya misión es apoyarlos y, si observa margen de mejora [en ellos], poner en marchas medidas desde su departamento o conjuntamente con otros ministerios», continúa la moción del PP, que se centra en «exigir al presidente del Gobierno la rectificación inmediata de las declaraciones y el cese del ministro por sus reiterados ataques a este sector productivo».

Además, la propuesta urge al propio Alberto Garzón a que «desmienta inmediatamente las afirmaciones de su compañero de gabinete y ponga en marcha una campaña nacional e internacional de defensa y apoyo al sector ganadero cárnico y las medidas necesarias para que dicho sector avance en sostenibilidad».

Vox. La moción presentada por Vox tiene un enfoque completamente diferente. Sí parte de las  «inaceptables» declaraciones del ministro de Unidas Podemos, pero su petición se centra en que el  Ayuntamiento «muestre su apoyo explícito a los ganaderos de la provincia de Palencia en particular, cuya actividad económica redunda de forma importante y positiva en nuestra ciudad, y a los de España en general ante los continuos ataques a los que se ven sometidos por parte del Gobierno de España».

Además, exige un repaldo del Consistorio a «los productos de nuestros ganaderos de la provincia y de toda España»; y, en tercer lugar, Vox aprovecha la ocasión para lograr la desaprobación por parte del Ayuntamiento de «los contenidos que se encuentran recogidos en la Agenda 2030 y que son contrarios a los intereses de los ganaderos españoles».

«Tanto la Agenda 2030 como el denominado Pacto Verde Europeo (Green Deal), apoyados tenazmente por PSOE y PP son, también, grandes desconocedores de la vital importancia que supone el sector agroganadero español y de las necesidades reales de quienes dependen de él», argumenta Vox.

«El acoso permanente al sector primario español y este intento de desprestigio y criminalización a nuestros ganaderos por parte de las agendas globalistas debe ser condenado por los representantes públicos que entendemos la ganaderÍa, agricultura y pesca como garantes de la prosperidad y guardianes de un modo de vida sobre el que se debe vertebrar, en gran parte, las soluciones al grave problema de despoblación que atraviesa España», sostiene la moción.