scorecardresearch

«El proyecto de Guardo es un estímulo para mí»

David Correia
-

Diego Garrido se incorpora al Deporcyl Guardo FS para ser el timón del barco guardense que buscará navegar hacia la Segunda División. Cuenta con experiencia en la categoría, además de un bagaje en diferentes equipos que le avalan como míster

«El proyecto de Guardo es un estímulo para mí» - Foto: ï»Óscar Huertas Fraile

Diego Garrido (Toledo, 28-09-83) se incorporaba al Deporcyl Guardo FS para comandar al equipo en la nueva campaña que se le presenta en Segunda División B. Cuenta con experiencia en la categoría, ya que entrenó al Ciudad de Toledo FS en esta misma división. También pasó por Lábaro Toledo Balonmano, MFK Dina Moscú de la Superliga rusa y Mora FS de la Segunda División femenina.

Tras cinco años en Toledo, ¿por qué realiza ahora el cambio y por qué lo hace en Guardo?

Sentía que necesitaba un cambio de aires. Después de cinco años de entrenador en el Ciudad de Toledo, donde conseguimos ser campeones de liga y jugar un play off de ascenso, había perdido la motivación. Entendía que había cumplido los retos y el ciclo se había acabado. Además, los jugadores jóvenes, con proyección, se marchaban a jugar a equipos como Inter o El Pozo, por lo que yo busqué un cambio. Medité la posibilidad de tener un año sabático, ya que llevo diez años sin parar de entrenar. Pero al final, a pesar de tener otras propuestas, me decanté por dirigir al Guardo, porque tiene un proyecto muy ambicioso que para mí es un estímulo para crecer como profesional.

¿Ha tenido mucho que ver el salto de categoría de Tercera a Segunda B?

No especialmente. La Segunda B es una división en la que ya he entrenado, por lo que para mí no es algo novedoso en ese sentido. También he trabajado en División de Honor de juveniles, la máxima en esa categoría, además de trabajar como preparador físico y segundo entrenador en equipos profesionales, por lo que creo que tengo bastante dominio para afrontar las situaciones que se puedan dar. No obstante, es especial para mí volver a entrenar en Segunda B.

¿Cuáles son las referencias que tenía del club?

Previamente a mi fichaje, seguía al club tiempo atrás en las redes sociales, de modo que estaba al tanto de lo que ocurría en Guardo casi diariamente. Cuando me presentaron como nuevo entrenador, empecé a ver muchos vídeos del equipo para conocer bien a los jugadores y ver cómo se desempeñaban en el campo, con el objetivo de conocer qué aspectos pueden mejorarse de cara al futuro, tanto individuales como grupales.

¿Cuál es la principal idea de juego que quiere implantar en Guardo?

A nivel defensivo soy un entrenador al que le gusta ejercer una presión alta, siempre y cuando los jugadores reúnan las características apropiadas para poder hacerlo. Aunque también he venido haciendo algunos años defensas zonales. Ofensivamente, me gusta, por un lado, la verticalidad, llegar rápido a la portería. Por otro, también me atrae elaborar mucho, para lo que hay sistemas, como el 4-0, que posiciona a los cuatro jugadores de campo casi en línea para elaborar el ataque, que te permiten tener la posesión del balón.

¿Cómo se define  usted como entrenador?

Soy una persona que lo vive con pasión, porque me gusta mucho lo que hago. Me desvivo por mi profesión, que creo que en su justa medida es algo positivo. En cuanto al juego, me gusta arriesgar, no soy conservador. Siempre quiero que mis equipos tengan la iniciativa.

¿Cuál es el objetivo del club para esta temporada?

No es otro que estar arriba con los primeros, meternos en el play off de ascenso y pelear por lo máximo que se pueda conseguir. Tenemos plantilla y debemos luchar por ello.

¿Cómo ha ido el inicio de la pretemporada?

Empezamos el 10 de agosto y estoy contando con la mayoría de los jugadores desde el primer día. Es algo fenomenal, ya que así trabajamos juntos desde el principio.

¿Qué opinión tiene de los fichajes? ¿Hay alguno que haya pedido usted?

La mayor parte del bloque se mantiene, y les conozco debido a las visualizaciones de partidos que hice en su día además de lo que me están demostrando en los primeros entrenamientos. Por mi parte decidí realizar dos fichajes. Uno es un portero que creo que va a reforzar bastante bien la portería y nos va a dar mucha seguridad defensiva. La otra posición que hemos reforzado es la de cierre, con el objetivo de dar más equilibrio al equipo en ese puesto del campo.