El Urraca

Alberto Moreno
-

El Becerril se enfrentará al equipo asturiano en el Mariano Haro en la Copa del Rey

El Urraca - Foto: Sara Muniosguren

¡Hombre, Becerril! Estas dos palabras de Raúl Ruiz, el exjugador del desaparecido Palencia CD de la temporada 1985-86, ahora mediático comentarista deportivo, provocaron el júbilo en el CDBecerril. El exdelantero riojano no se olvida de Palencia y exclamó con felicidad el nombre del equipo morado, que al salir en el primer lugar del bombo se garantizaba el jugar la primera eliminatoria de la Copa del Rey en casa, en el Mariano Haro. El nombre del rival quedaba en un segundo plano, pero fue el Urraca asturiano.
Directivos, aficionados, y el capitán Alberto Melero se dieron cita en el Bar La Behetría (propiedad del que fuera jugador del CFPalencia y CDBecerril, Garci) para vivir en directo el sorteo de la primera eliminatoria de la Copa del Rey entre los veinte campeones de la Primera Regional de todas las Comunidades y/o Territoriales, gracias a la retransmisión en directo del canal de la RFEF.
No se hizo esperar el desenlace. El CDBecerril figuraba en el grupo A junto a los campeones de Asturias (Urraca), Cantabria (Barquereño), Galicia (Pontellas), Tolosa (País Vasco) y Comillas (La Rioja). Fue la tercera bola en salir, luego salió la del equipo de Posada de Llanes.
El equipo asturiano, pese a su condición de recién ascendido a la Tercera División asturiana (donde ha jugado seis temporada), está completando una gran temporada. Tras ocho jornadas disputadas, es octavo, con tres triunfos, dos empates y tres derrotas. El nigeriano Said Olaniyi, Bala, con cuatro goles marcados en esta campaña, es su estrella. 
La eliminatoria se jugará el 13 de noviembre en el Mariano Haro. «El Ayuntamiento nos ha prometido reforzar la luz y tendremos que tener un generador de reserva por si acaso. Para nosotros era muy importante jugar en casa, no ya por la recaudación, sino por los problemas que podíamos haber tenido con los jugadores por el trabajo o los estudios», manifestaba José Esteban Gutiérrez, directivo morado y delegado de equipo. Unos 3.000 euros se gastará el Ayuntamiento de Becerril en acondicionar el campo. Si el Becerril superarse esta eliminatoria, se mediría el 18 de diciembre, en La Balastera, a un equipo de Primera División. Para Melero, la Copa del Rey supone «un colofón a mi carrera. Nunca he jugado esta competición y me hace mucha ilusión hacerlo en casa. Estoy lesionado, pero seguro que llegaré a ese día», manifestaba feliz por el sorteo.