"La verdadera Europa se está levantando en este momento"

Carlos Mateos (EFE)
-

Recuperación. La presidenta de la Comisión Europea efectúa un amplio repaso a la situación actual que vive el bloque comunitario debido a la crisis del coronavirus y asegura que el próximo Presupuesto tendrá un «papel esencial» en la recuperación de

"La verdadera Europa se está levantando en este momento" - Foto: OLIVIER HOSLET

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, hace un repaso de la crisis sanitaria y considera que «Europa se ha convertido en el epicentro de la solidaridad», en un momento en el que se abren grandes expectativas en muchos ámbitos a raíz de la crisis.


¿Teme que aumente el euroescepticismo en países como España, de los más europeístas de la UE?
En una crisis como esta, la verdad importa más que nunca. Y la verdad es que cuando nos enfrentamos a un virus invisible y poderoso que no conoce fronteras, el populismo y el nacionalismo no aportan respuestas. Europa ha hecho más en las cuatro primeras semanas de esta crisis que en los primeros cuatro años de la última. Hemos tomado decisiones sin precedentes, desde ayudas estatales hasta el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.
Lo que me hace sentir muy segura y con mucha confianza es que la verdadera Europa se está levantando ahora. Una Europa en la que el uno está para el otro cuando más se necesita. Hemos visto respiradores de Alemania y suministros médicos de Lituania que ayudan a salvar vidas en España. Hemos visto pacientes de Italia y Francia tratados en Luxemburgo, la República Checa y otros países. Innumerables ejemplos más hacen de Europa el epicentro de la solidaridad. Esto no sucede por casualidad, sucede porque somos parte de la misma Unión y somos más fuertes juntos.


Los líderes le han encargado elaborar un plan de recuperación. ¿Qué líneas debería tener?
Nuestro enfoque y atención plena es proteger vidas, y agradezco el respaldo del Eurogrupo a las propuestas de la Comisión.
El Eurogrupo concluyó que el próximo presupuesto de la UE tendrá un papel esencial en la recuperación económica. Es un instrumento en el que todos confían, ya está en funcionamiento y puede actuar de forma rápida. Puede ayudar a dirigir la inversión a nuestros objetivos comunes y es una herramienta para la cohesión, la convergencia y la inversión. 
También tendremos que darnos cuenta de que los negocios como hasta ahora ya no existen. Tendremos que «saltar hacia adelante», no «hacia atrás». Necesitaremos construir una Europa resistente, verde y digital. En esto se centrará nuestra estrategia de crecimiento: el acuerdo verde europeo y la doble transición y oportunidad de digitalización y descarbonización.


¿Considera que la pandemia será un incentivo para que los países más reacios a un gran presupuesto estén dispuestos a aportar más?
Cuando se está juntos en una Unión, un euro invertido en un país es una inversión para todos. A todos los Estados miembros les interesa impulsar con éxito sus economías tras la crisis. Se requerirá una gran cantidad de inversión para reconstruir el Mercado Único, algo que depende de la cohesión. Se necesitan ambos para garantizar la prosperidad en toda la UE, de norte a sur, de este a oeste. Y necesitamos esto ahora más que nunca. Mi sensación es que todos los países han entendido las necesidades.


¿Teme que esta crisis vuelva a aumentar la desigualdad?
Si bien la crisis fue simétrica, la recuperación no lo será. Sabemos que para algunas regiones será mucho más difícil recuperarse que para otras. Esto es particularmente cierto para los grupos más vulnerables. Necesitamos una recuperación justa para todos y es por eso que la cohesión y la convergencia deben ser nuestras consignas.


¿Le preocupa que la primera reacción de algunos Estados miembro fuese obstaculizar la circulación de bienes o personas en la UE?
La verdad es que nadie estaba realmente preparado para esto. El instinto más básico es querer protegernos primero a nosotros mismos y a las personas más cercanas. Este reflejo nos ha costado caro, pero desde el primer día la Comisión ha trabajado las 24 horas para desbloquear y coordinar la situación lo mejor posible. Las personas no tardaron mucho en darse cuenta de que este era el camino a seguir. Desde entonces, Europa se ha convertido en el corazón palpitante de la solidaridad y todos sabemos que debemos protegernos mutuamente para protegernos en esta crisis. 


¿Qué lecciones puede sacar la Unión de la crisis? Se ha visto una gran dependencia de países terceros en ciertos productos, como equipamiento médico.
Es cierto que las reservas en la mayoría de los países resultaron ser demasiado pequeñas. Esto muestra que tendremos que pensar de manera diferente sobre nuestros sistemas de salud en el futuro. Tendremos que prestar mucha atención a nuestras cadenas de suministro, por ejemplo, para equipos de protección y medicamentos.
Habrá que mejorar la preparación para las crisis europeas de manera más general y no depender de un solo productor fuera de la UE para productos vitales. Sabemos que un virus puede afectarnos en cualquier momento, por lo que existe una necesidad permanente de reservas europeas para productos médicos esenciales.


Por último, ¿qué mensaje daría a los españoles en estos momentos?
Me gustaría decirles que estamos con ellos desde el fondo de nuestro corazón y que no pararemos hasta que hayamos superado esto juntos. Estoy impresionada del coraje y del espíritu colectivo de los españoles ante las trágicas noticias. Presento mis más sinceras condolencias a las familias de todas las víctimas y mis mejores deseos a todos los que están sufriendo. 
Quiero rendir un gran homenaje a todos los héroes españoles: las enfermeras, los cuidadores y los médicos. Gracias a todos y cada uno de ellos. Me siento muy alentada porque ya se estén reduciendo el número de muertos y contagios, lo cual es testimonio de los esfuerzos de los españoles. Una Unión fuerte depende de una España fuerte que tendrá un papel de liderazgo para lograr la recuperación europea.