La boca del lobo

Carlos H. Sanz
-
La boca del lobo - Foto: Á“scar Navarro

Las falta de iluminación y, sobre todo, el mal estado en el que se encuentra la zona infantil del parque de las Avenidas, generan las quejas de los vecinos de la Avenida de Madrid, que exigen al Ayuntamiento su arreglo

El parque de las Avenidas, ubicado entre las de San Telmo y de Madrid, padece desde hace años un preocupante estado de abandono. La asociación de vecinos del barrio lleva tiempo quejándose por la falta de mantenimiento de un espacio que es utilizado por decenas de familias. «Hay una evidente falta de iluminación, pero lo más preocupante es el abandono del parque infantil», explica Luis Rebollar, responsable vecinal de la Avenida de Madrid.
Basta darse un paseo por él para ver que esta zona de juegos está lejos de reunir las condiciones adecuadas para el disfrute de los niños. «Nunca se ve jugando a ningún niño del barrio porque está obsoleto, sus columpios tienen un montón de años y además el suelo del mismo está totalmente roto y muy sucio», opina una vecina que reclama al Ayuntamiento una intervención que devuelva el ornato y, sobre todo, la usabilidad a la zona infantil.
Hay que retroceder hasta 2014 para hablar de la última intervención municipal, cuando el Ayuntamiento llevó a cabo un plan integral de mejora de los suelos de seguridad de los parques infantiles del que se benefició el de las Avenidas.
«Desde entonces hemos pedido en numerosas ocasiones al Ayuntamiento que arregle este parque, porque la dejadez que sufre es total», comenta el presidente de la Avenida de Madrid, Luis Rebollar.
Los vecinos creen que sería necesaria una intervención más ambiciosa. «Creo que urge una actuación en los parques infantiles de la ciudad, sobre todo en los barrios, ya que es una pena que nuestros nietos no puedan disfrutar de un columpio seguro, adecuado a su edad, o de una pista con una pequeña cancha de fútbol o baloncesto», explica una vecina.
Este barrio acoge a gente de todas las edades, y últimamente ha recibido matrimonios jóvenes con niños. Además, muchos abuelos cuidan de sus nietos, por lo que los vecinos echan de menos un espacio más adecuado. La falta de mantenimiento del parque de las Avenidas, obliga a muchos a desplazarse a otros de la ciudad. «Y sin embargo, este invierno se ha reparado un pequeño parque infantil al lado de la universidad en el que hay muy pocas niños jugando», comenta esta vecina.

La boca del lobo Á“scar Navarro
La boca del lobo - Foto: Á“scar Navarro
La boca del lobo Á“scar Navarro
La boca del lobo - Foto: Á“scar Navarro