Los autónomos reclaman servicios y garantías para evitar el

E.M.
-

Los cotizantes por cuenta propia registrados en la provincia bajan en 135 profesionales y la cifra se queda en 13.252

Los autónomos reclaman servicios y garantías para evitar el - Foto: Á“scar Navarro

La sangría continúa. Los autónomos nunca lo han tenido fácil, pero parece que en los últimos tiempos las cosas se complican, a tenor de las cifras que acaban de hacerse públicas y que revelan un descenso en el número de afiliados a este colectivo.
En los nueve primeros meses del año, Palencia ha sido una de las 25 provincias que se ha incluido en la lista con descenso de autónomos, según un informe publicado por la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA). Los datos indican que el número de cotizantes por cuenta propia registrados en la provincia ha bajado en 135 profesionales y se ha quedado en 13.252.
Eso se traduce en que, cada dos días, un autónomo ha echado el cierre, lo que implica un paso hacia atrás en un colectivo que lucha por salir adelante a pesar de las dificultades que le rodean.
Esta cifra sitúa a Palencia como la segunda provincia por la cola en lo que a autónomos se refiere, una posición solo superada por Soria que se suma 7.913 profesionales, cantidad que paradójicamente ha aumentado en lo que va de año. Esto hace que, junto con Ávila, sean las únicas provincias de la comunidad que han ganado autónomos en este 2019.
Los datos de autónomos cotizantes en Palencia han descendido a pesar de incluirse en este periodo los meses de verano, temporada tradicionalmente buena para la afiliación de trabajadores por cuenta propia gracias al turismo, el comercio y la hostelería. 
A nivel regional, el número de autónomos en Castilla y León se redujo en 1.506 trabajadores en los nueve primeros meses de 2019, lo que supone un descenso del 0,8% respecto a diciembre de 2018 y que sitúa el número total de autónomos en los 193.975, según el análisis de ATA.
Quienes más sufrieron esta situación fueron los profesionales de León, donde se perdieron 473 autónomos (-1,3%); de Burgos, con 296 trabajadores menos (-1,1%); y Salamanca, con una bajada de 253 autónomos (-0,9%) respecto a diciembre de 2018.
Para el presidente de ATA en Castilla y León, Domiciano Curiel, «es preocupante lo que está pasando a nivel local, pero la situación es grave en toda la región». Cree que Burgos es una de las provincias en las que más se está acentuando la situación y urge la puesta en marcha de medidas «para frenar lo que se nos avecina».
A su juicio, una de las claves está en dar facilidades para el emprendimiento en el mundo rural, pero para ello es necesario «dar los servicios y las garantías que tiene una ciudad».
En el conjunto del país, la lectura de los datos tiene un lado positivo y otro que no lo es tanto. Las cifras de los autónomos cotizantes aumentaron en 11.594 en estos primeros nueve meses, hasta llegar a  los 3.266.258, un 0,4 por ciento más que en el mismo periodo del 2018.
Pero el lado negativo es que, tal y como indican desde la organización, se trata de un incremento cuatro veces inferior al registrado en el mismo periodo de 2018, cuando el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) creció en 48.992 emprendedores.
Al analizar los datos por género, se comprueba cómo el ritmo de crecimiento de las mujeres ha sido superior al de los varones: las féminas crecieron un 0,7% durante los nueve primeros meses de 2019 y los varones lo hicieron un 0,2%. En términos absolutos, los hombres aumentaron en 3.264 personas y las mujeres lo hicieron en 8.331 trabajadoras. Estos datos revelan que las mujeres representaron el 71,8% de los nuevos autónomos que cotizan en el RETA.
por sectores. En cuanto a los sectores de actividad, en el informe se revela que frente al crecimiento registrado a nivel nacional en estos meses, hay  sectores importantes como el comercio, la industria y la educación que han perdido autónomos. Se trata de sectores clave en cuanto al conjunto del colectivo y que ponen de manifiesto la importancia de tomar medidas en favor del mismo. Concretamente, hay 12.931 autónomos del sector industria menos que al iniciar el año, mientras que 4.858 autónomos pierde el comercio y 4.461 la educación. Las actividades financieras y de seguros también se sitúan en negativo, con 302 autónomos menos.
El resto de sectores sí que ha visto aumentar el número de trabajadores que deciden poner en marcha una actividad por cuenta propia, siendo hostelería, construcción y actividades artísticas y de entretenimiento las que en valores absolutos más autónomos suman en 2019.