La despoblación, un reto para la Conferencia de Alcaldes

Ical
-
José Antonio de Santiago-Juárez, vicepresidente y portavoz de la Junta, explica los acuerdos tras el Consejo de Gobierno. - Foto: Eduardo Margareto (Ical)

El vicepresidente de la Junta valora que el avance del padrón de 1 de enero de 2019 "corrige" una tendencia de mayor pérdida en los últimos siete años

El vicepresidente, consejero de la Presidencia y portavoz, José Antonio de Santaigo-Juárez, instó hoy a las entidades locales a abordar el problema de la despoblación como un asunto de comunidad en el marco de la Conferencia de titulares de Alcaldías y Presidencias de Diputación, aprobada por ley, cuya constitución se producirá mañana.

De Santiago-Juárez abogó por ir “todos a una” en una estrategia autonómica en una materia de comunidad aunque exista una nacional, aun no aprobada por el Gobierno -sólo están las directivas-, pese al compromiso de que viera la luz en el mes de abril.

En tal sentido, valoró que los alcaldes y presidentes de diputaciones reivindiquen una financiación local, que es competencia del Gobierno central y de una ley de Haciendas Locales que data de 1985, pero recordó que este foro de encuentro al más alto nivel entre la Junta y las entidades locales nace para tratar asuntos de comunidad, donde calificó de “básico” la estrategia contra la despoblación.

Por otro lado, valoró que “se corrige” la tendencia de la pérdida de los últimos años en el avance de los datos del padrón correspondientes a 1 de enero de 2019, según el cual Castilla y León cuenta con un total de 2.398.214 personas inscritas frente a los 2.409.164 registrados en la misma fecha de 2018, lo que supone un descenso del 0,5 por ciento y la pérdida de 10.950 habitantes en el último.

Según el vicepresidente y portavoz, el 0,5 por ciento de descenso de población en el último año, conforme al avance publicado por el Instituto Nacional de Estadística, es la menor de los últimos siete años, por lo que estimó que “se veía venir y no es novedoso” el dato conocido hoy.

De Santiago-Juárez se centró en la colaboración de todas las instituciones para atajar un problema que no es sólo de Castilla y León y miró a la Conferencia de titulares de Alcaldías y Presidencias de Diputación, que se constituye mañana, como el foro donde se debe trabajar en medidas “todos a una”.

Entre las medidas, abogó por potenciar el apoyo a la emancipación de jóvenes, a las familias a través de una fiscalidad más positiva y a la integración de inmigrantes, que son los ejes recogidos en la Agenda de la Población que puso en marcha la Junta en 2010. A ello, unió como “básico” contar con unos “buenos” servicios sociales en el territorios, la extensión de internet a todo el territorio o una fiscalidad especial para algunas zonas de la Comunidad, como Soria.

“Está en la agenda política, es una competencia de todos”, afirmó en referencia a que la última Conferencia de Presidentes acordara la aprobación de una Estrategia ante el reto demográfico o las medidas aprobadas también en el seno de las instituciones europeas.

Respecto de la propuesta de Ciudadanos de reducir un 60 por ciento el IRPF en las zonas rurales, calificó de "curioso" que la realice un partido que llevó en su programa electoral hace cuatro años terminar con los municipios de menos de 5.000 habitantes y las diputaciones. "Tendrán que explicar esa evolución. No saben lo que es el medio rural", aseveró.