Evolución positiva del turismo

DP
-

El aumento de las pernoctaciones rurales duplica al de las hoteleras. La evolución positiva también se refleja en los recursos gestionados por la institución provincial, como la villa romana La Olmeda, que ya supera este año los 42.500 visitantes

Evolución positiva del turismo - Foto: Raúl MartÁ­nez

El sector del turismo evoluciona de modo positivo durante el último año, según se desprende de los datos actualizados de viajeros y pernoctaciones que difunde el Instituto Nacional de Estadística (INE). El aumento se registra tanto en los establecimientos hoteleros convencionales como en los de turismo rural,  así como en la asistencia y el uso de los principales recursos turísticos que gestiona la Diputación: los barcos Juan del Homar (Frómista) y Marqués de la Ensenada (Herrera de Pisuerga), la cueva de los Franceses y la villa romana La Olmeda. La asistencia a estos tres últimos en lo que va de año consolida las importantes subidas de 2018, año singular por la celebración de Las Edades del Hombre en Aguilar de Campoo y del quincuagésimo aniversario del yacimiento.
Los hoteles, hostales y pensiones han registrado un aumento de la cifra de de viajeros -es decir, turistas que al menos pernoctan una noche- del 4,9% durante los últimos doce meses (agosto de 2018-julio de 2019) comparado con el mismo periodo del año anterior.  Ese crecimiento -contabilizados ya los últimos datos facilitados hace escasos días por el INE- se ha traducido en una subida del 5,8% del total de pernoctaciones en ese tipo de oferta hotelera. La provincia  ha superado el último año la barrera de los 200.000 viajeros (en concreto, 201.517) y se ha aproximado al umbral de las 360.000 pernoctaciones hoteleras (358.442), lo que ratifica el crecimiento continuado en los últimos años y la paulatina vuelta a las cifras anteriores a la crisis económica. En la actualidad, los 119 hoteles, hostales y pensiones de la provincia, que suman unas 3.800 plazas hoteleras, rondan el promedio de unas 30.000 pernoctaciones al mes, cuando en la recesión bajaron a niveles de 23.500, siguiendo la tónica general sufrida tanto a nivel nacional como internacional por un sector productivo muy sensible al momento del ciclo económico.
turismo rural. Esa misma evolución positiva resulta aún más patente en los establecimientos de turismo rural, apartado en el que resulta más competitivo el sector provincial, debido a su amplia oferta relativa -254 establecimientos con más de 2.300 plazas- y a su distribución más equilibrada por todo el territorio. Así, la cifra de viajeros que pernoctaron en un establecimiento de turismo rural durante el último año ha crecido el 10,9%, al pasar de 35.534 a 39.418 (datos de julio de 2018 a junio de 2019, últimos disponibles), que se tradujeron también en un aumento similar en pernoctaciones (+9,7%). Es reseñable que en los últimos doce meses se superó el umbral de las cien mil pernoctaciones en los establecimientos rurales ( 101.263), según la misma Encuesta de Ocupación de Alojamientos del INE.
La oferta de plazas de turismo rural crece el 8,5% el último año, mientras la de alojamiento hotelero convencional apenas varía (+0,2%).
turismo. Estos indicadores positivos se ven, asimismo, refrendados por la evolución de la demanda y el uso de los recursos turísticos propios de la Diputación. La Olmeda, con más de 42.500 visitantes registrados hasta el 25 de agosto), consolida las buenas cifras logradas el pasado año, que cerró con 67.630 visitantes (el 9,2% más que el año 2017).
Algo similar sucede con otro recurso que gestiona la Diputación, la cueva de los Franceses, que mantiene cifras de asistencia prácticamente idénticas a las del pasado año -10.062 visitantes de enero a julio de este año, por 10.374 en los siete primeros meses de 2018-.
En cuanto al comportamiento de los barcos turísticos en el Canal de Castilla, el  Juan del Homar acumula en los primeros siete meses del año 5.683 usuarios, cifras que superan el global anual de la embarcación en 2015 (3.975), 2016 (4.752) y 2017 (3.718), cuando partía de Villaumbrales. Por su parte, el Marqués de la Ensenada también registra un aumento de su demanda. Hasta julio acumula 6.326 usuarios, el 5,8% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior (5.981).