Detenido en Quintana del Puente con 15,5 kilos de hachís en la maleta

diariopalentino.es
-

La Guardia Civil imputa a cuatro personas, tres de ellas vecinas de la localidad palentina de Villada, tras hallar un 'cementerio' de perros ahorcados en una bodega de Santervás (Valladolid)

Agentes de la Guardia Civil de la Comandancia de Palencia han detenido en el intercambiador de viajeros de Quintana del Puente a un joven de 22 años, vecino de Melilla, como presunto autor de un delito contra la salud pública por llevar en el interior de su maleta 15,5 kilogramos de hachís.
La Benemérita informó ayer de  que en el marco de un control esporádico en la zona del intercambiador de viajeros situado en un área de servicio localizado en Quintana del Puente se identificó al joven que llevaba en el interior de su maleta la droga, por lo que fue detenido.
Las diligencias instruidas junto con el detenido y la droga aprehendida fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción Número 1 de Palencia.
Amén de ésta, la última operación policial llevada a cabo con el decomiso de una importante cantidad de hachís tuvo lugar en enero cuando la Brigada de Estupefacientes de la Policía Nacional detuvo en la capital a un joven marroquí con unos 3,5 kilogramos de hachís.
Este joven fue objeto de seguimiento por los expertos policiales en la lucha contra el tráfico de drogas desde el norte de África hasta que finalmente fue arrestado con una importante cantidad de droga, en aquel momento una de las más altas aprehendidas en Palencia en los últimos años. Tras permanecer en los calabozos de la Comisaría de la Policía Nacional y ser interrogado, el detenido paso a disposición del titular del Juzgado de Instrucción Número 2 de los de Palencia.

IMPUTADOS TRAS HALLAR UN ‘CEMENTERIO’ DE PERROS. Por otro lado, el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Valladolid ha imputado a cuatro personas, tres ellas de la localidad palentina de Villada, por distintos delitos relativos a la fauna y maltrato tras descubrir un cementerio de perros en una bodega abandonada de Santervás de Campos y hallar en su interior numerosos restos de canes con signos de haber sufrido maltrato y muerte por ahorcamiento.
El escenario de los hechos es una bodega derruida y abandonada en un despoblado del término de Santervás, en la que los agentes del Seprona descubrieron el pasado día 15 de abril cuatro perros, tres de ellos de raza galgo español y un jagd terrier, todos ellos con evidentes muestras de haber muerto por ahorcamiento.
El cuarto de ellos, además, presentaba el cráneo aplastado y había sido colgado a continuación aún con vida.
Las labores de recuperación de los cadáveres fueron complejas debido a la dificultad de acceso al lugar por el estado de derrumbe y abandono de la antigua bodega y porque algunos restos de los animales se encontraban en avanzado estado de descomposición, según informaron fuentes del Instituto Armado.
La muerta violenta de los canes fue confirmada tras la realización de las correspondientes necropsias realizadas por el veterinario del Centro de Recuperación de Animales Silvestres de la Junta de Castilla y León de Valladolid.

INTENSO ESTRANGULAMIENTO. El experto certificó que las causas de la muerte de los animales domésticos mencionados fueron por un intenso estrangulamiento intencionado al haber sido colgados con una cuerda, mientras que el ejemplar de jagd terrier recibió primero un fuerte golpe en el cráneo y posteriormente fue colgado por el cuello como los anteriores.
Las investigaciones encaminadas a la identificación de los supuestos autores han conducido ahora a la imputación de un vecino de Medina de Rioseco (Valladolid), A.B.B.A., de 32 años, y otros tres de  la localidad palentina de Villada L.A.F.G., de 29 años; E.R.L., de 44, y J.M.F.G., de 38, a los que se imputan delitos relativos a la Protección de la Flora, Fauna y Animales Domésticos.
La Guardia Civil instruye las correspondientes diligencias para entregarlas en el Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción Nº1 de Medina de Rioseco.
El Seprona de la Guardia Civil persigue este tipo de hechos delitivos de manera exhaustiva en todas las Comunidades Autónomas del país.