Sacyl cuenta con 2,34 millones de tarjetas sanitarias

SPC
-
Facultativos en un centro hospitalario de la Comunidad. - Foto: Agencias

El total de población con cobertura a través de mutualidades de aseguramiento público es de 155.024 personas, un 0,5 por ciento menos

El número de tarjetas sanitarias del sistema sanitario de Castilla y León Sacyl es de 2.343.314 a final de 2018, lo que supone una cobertura del 96,7 por ciento en la Comunidad --un 0,6 por ciento más que en 2016--, porcentaje que sube del 92 por ciento en todas las provincias.

En concreto, según los datos de la Consejería de Sanidad recogidos por Europa Press, Valladolid y Burgos se sitúan a la cabeza en cobertura, con un 100 y un 99,1 por ciento, respectivamente, mientras que por detrás se sitúan Soria (98,6 por ciento), Salamanca (97,9), Palencia (95,7) y Segovia (95,2).

Por debajo del 95 por ciento se sitúan León, con un 94,9 por ciento, Ávila (94,8) y Zamora que, con un 92,2 por ciento, se encuentra a la cola en cobertura.

Valladolid y León son las provincias que tienen un mayor porcentaje de tarjetas de Sacyl, ya que son las de mayor población, con 524.072 tarjetas (el 22,4 por ciento del total de la Comunidad) y 440.205 tarjetas (el 18,8 por ciento), respectivamente.

En los últimos diez años, el número de titulares y beneficiarios de tarjetas de Sacyl en Castilla y León ha descendido un 4,5 por ciento (la población descendió un 5,8 por ciento en este mismo período). El año con mayor número de tarjetas fue 2009, con 2.473.029.

En cuanto a la distribución de las tarjetas por sexo, excepto en Isfas, donde el número de mujeres aseguradas es inferior al de hombres (44,8 por ciento), en el resto de los grupos de aseguramiento el porcentaje de mujeres titulares o beneficiarias es ligeramente mayor, con un 50,8 en la Seguridad Social, un 57 por ciento en Muface y un 60,8 por ciento en Mugeju.

En términos generales, el número de hombres es ligeramente superior al de mujeres para menores de 50 años, con un 50,9 por ciento, mientras que, por el contrario, en el grupo de 50 o más años el porcentaje de mujeres es mayor, con un 52,8. Si se atiende a la distribución por grupo de edad, el 25 por ciento tiene menos de 30 años, el 12,2 entre 30 y 39 años, el 15,6 entre 40 y 49 años y, por último, el 47,2 por ciento tiene 50 años o más.

Mutualistas

En cuanto a las mutualidades administrativas de aseguramiento público en Castilla y León, el total de población con cobertura a través de las mismas es de 152.124 personas, un 1,9 por ciento menos que en el año anterior.

Un 65,1 por ciento pertenecen a Muface (98.969), un 30,9 por ciento a Isfas (47.043) y un 4,0 por ciento a Mugeju (con un total de 6.112 mutualistas).

En cuanto a la cobertura, Ávila y Salamanca son las provincias con mayor porcentaje de personas que pertenecen a alguna mutualidad, con un 8 y 7,7 por ciento, respectivamente. Las provincias con menor porcentaje son Burgos y Palencia, con un 5 y 5,3 por ciento.

La población mutualista mayoritariamente ha elegido recibir asistencia sanitaria a través de entidades de seguro privado (80,5 por ciento) frente a los que han optado por el sistema público (19,5 por ciento). Por mutualidades, en las tres ocurre lo mismo y especialmente destaca Isfas, con un 90,4 por ciento de mutualistas que pertenecen a alguna entidad de seguro privado.

Atendiendo a la distribución por sexo, en la Comunidad existe un mayor porcentaje de hombres en Isfas (61,8 por ciento) y un mayor porcentaje de mujeres en Mugeju (61,1 por ciento) y en Muface (54,6).

Desagregando por sexo, para el total de asegurados por mutualidades en la Comunidad, un mayor porcentaje corresponde a mujeres que han optado por la asistencia sanitaria a través del sistema público (55,5 por ciento frente al 44,5 por ciento para los hombres), mientras que es mayor el porcentaje de hombres que han optado por alguna entidad de seguro privado (51,6 frente al 48,4 por ciento).

En Muface, la distribución de los mutualistas por modalidad de adscripción y grupo de edad se comporta de forma similar, de tal manera que entre el 72 y el 78 por ciento pertenece a entidades de seguro privado, y el resto al Instituto Nacional de la Seguridad Social.

En Isfas, la distribución de los mutualistas por modalidad de adscripción y grupo de edad se comporta de forma similar en edades menores de 50 años, perteneciendo más del 94 por ciento a entidades de seguro privado y el resto al Instituto de Seguridad Social. En el grupo de 50 años o más el 83,6 por ciento pertenece a entidades de seguro privado.

En Mugeju, la distribución de los mutualistas por modalidad de adscripción y grupo de edad se comporta de forma similar en todos los grupos de edad, situándose el porcentaje de mutualistas que pertenecen a entidades de seguro privado entre el 70 y el 80 por ciento.

De la totalidad de mutualistas que han elegido recibir asistencia sanitaria a través del sistema público, cabe destacar que en Isfas, el 73,4 por ciento pertenece al grupo de 50 o más años, siendo esta cifra del 53,9 por ciento en Muface y del 44,1 por ciento en Mugeju, donde el 33,9 por ciento de los mutualistas pertenece al grupo de menos de 30 años.

En el caso de los mutualistas asegurados con alguna entidad de seguro privado, destaca la juventud de sus mutualistas en Isfas (el 60,1 por ciento son menores de 50 años) y Mugeju (el 49,1 por ciento no alcanzan esa edad). Al contrario, en Muface, más de la mitad de los mutualistas, el 59,8 por ciento, pertenece al grupo de 50 años o más.