Gullón, en Lisboa

Alberto Moreno
-

Tras el reto ciclista, llega ahora la maratón. Juan Carlos Higuero ha preparado durante seis meses a estos trabajadores de la fábrica galletera. Javier García correrá la media

Gullón, en Lisboa

El equipo de empleados de Gullón que va a participar en la maratón de Lisboa ha tenido un momento entre los entrenamientos y las jornadas de trabajo para recibir los ánimos de sus compañeros, a menos de una semana para el pistoletazo de salida de la carrera. 
Los atletas de Gullón se han hecho la debida foto de familia con sus compañeros de trabajo antes de partir a la capital portuguesa, que han querido así animarles y transmitirles la fuerza necesaria para completar los 42.195 metros de la prueba.
Ese es el objetivo propuesto y Gullón quiere ser partícipe de otro reto superado en tierras lusas, a poco menos de un mes del triunfo cosechado por los ciclistas de la galletera en Lisboa. 
El compromiso de Galletas Gullón con el fomento de hábitos saludables y la práctica de deporte ha llevado a la actual presidenta, Lourdes Gullón, a servir de ejemplo y concursar en el mini maratón de 8,5 kilómetros que también organiza la carrera, para arropar y hacer piña con sus compañeros e invitar a todos los empleados a participar en cualquier reto deportivo que les motive.    
La maratón de Lisboa supone un desafío para la mayoría del equipo, que nunca ha participado en una competición de este nivel de exigencia, así como para su preparador, el atleta consagrado Juan Carlos Higuero, que ha estado 6 meses a cargo del equipo para sacar lo mejor de cada uno de ellos y que finalmente no podrá acompañarles debido a otros compromisos profesionales de última hora. 
La aportación técnica de Higuero se ha visto complementada con el aplomo que proporciona al grupo la veteranía y experiencia de Javier García del Barrio, el capitán del equipo, premio de la ANOC (Asociación Nacional de Organizadores de Cross) al senior más regular de la temporada, que disputará la media maratón para intentar batir su récord (1 hora, 4 minutos y 33 segundos) y luchar por un puesto en el podio.
La misma preparación para la prueba ya ha resultado una experiencia inolvidable para todo el equipo por el grado de compenetración conseguido tras medio año de duro entrenamiento. Javier Urbón, director de Relaciones Institucionales de Galletas Gullón, explicó que «cada año proponemos un reto deportivo y en 2019 tocaba una maratón, una prueba bastante dura que necesita mucho entrenamiento. Y qué mejor que estar mucho tiempo todos los compañeros unidos, conversando y entrenando. Y la ilusión con los entrenamientos de Juan Carlos Higuero ha dado un ambiente fabuloso a la fábrica».
Zoraida Laso, una de las participantes en el desafío de este año, manifestó que «a ilusión no me gana nadie. Los grandes deportistas no lo son por su técnica, sino por su pasión. Y eso es lo que me invade». Un sentimiento que ha contagiado al resto del equipo y que Rubén Martínez, otro de los corredores, ha resumido en «una ilusión tremenda por afrontar este reto y poder representar los valores que fomenta el atletismo».