Modernizar regadíos pero de forma "ordenada y priorizada"

O. H.
-

El Ministerio de Agricultura recuerda que hay un presupuesto limitado y debe atender de forma objetiva a todo el país. Castilla y León, con 80.000 ha pendientes, quiere acelerar 9 proyectos, tres de Palencia

El futuro es la modernización; la agricultura actual no se entiende sin los regadíos modernizados, o las ayudas de la PAC irán vinculadas al aprovechamiento del agua... fueron algunas de las frases más repetidas ayer en el salón de actos de la Escuela de Ingenierías Agrarias de Palencia donde tuvo lugar el III Encuentro de Comunidades de Regantes de la cuenca del Duero.
Es decir, el campo tiende a la modernización. De hecho, en Castilla y León ya se han actualizado 100.000 hectáreas y hay otras 80.000 pendientes. Sin embargo, como reconoció Ana Vicente, subdirectora adjunta de Regadíos e Infraestructuras rurales del Ministerio de Agricultura, del que depende la Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias Seiasa, «no se puede llegar a todo a la vez».  
«Es el futuro, hay que modernizar los regadíos que no están cumpliendo el buen uso», reconoció. «Al acuerdo marco del Seiasa, el Ministerio aporta un dinero, las comunidades de regantes otro y la Junta también. Pero al Seiasa aportamos dinero para modernizar regadíos en toda España. Debemos hacer una distribución equilibrada, objetiva y priorizada. Se deben establecer unos criterios objetivos para saber destinar los fondos», explicó Vicente, que señaló que se trabaja en un plan director con este fin.

En el encuentro Una década de riegos modernizados, la representante del Ministerio recordó que en los últimos años se han modernizado en Castilla y León 100.000 hectáreas. Sin embargo, tanto desde Ferduero (las comunidades de regantes del Duero) como desde la Junta se recordaron que están pendientes 80.000 hectáreas en la cuenca del Duero. «Hay 80.000 hectáreas esperando a que se ponga dinero para acometer las modernizaciones. En cuanto lo haya, estamos dispuestos a trabajar», reconoció Ángel González Quintanilla, presidente de Ferduero, quien reconoció que hasta ahora había problemas porque la ley de protección de la propiedad impedía que los regantes directamente pudieran ser quienes tomen la decisión de modernizar. Estaba en manos de los propietarios y los propietarios muchas veces no estaban en el sector. Ahora, las comunidades ya tienen todo preparado en asambleas generales la modernización».
En total, habría 22 comunidades pendientes de modernizar, y según el viceconsejero de Desarrollo Rural de la Junta, Jorge Llorente, «en la última propuesta que hicimos son nueve las comunidades de regantes que queríamos que entraran en el capital social de Seiasa para poder acometer a la mayor brevedad posible. De ellas tres de Palencia», puntualizó.
Además, Llorente urgió al Ministerio para que «el convenio que tenemos con Seiasa culmine con euros, con dinero para seguir. El dinero de la Junta, como la voluntad de los regantes está encima de la mesa y, por lo tanto, debemos avanzar en esas modernizaciones», que según afirmó tienen beneficios económicos, medioambientales y sociales para el medio rural. «Crea riqueza, más valor añadido bruto, mayor diversificación de cultivos y  beneficios sociales demostrados numéricamente. La población está en zonas de regadíos que se han modernizado. Además se necesita menos nutrientes, combustible, etcétera».
El encuentro continuará el martes y miércoles próximo en Zotes del Páramo (León) y en Coreses (Zamora) respectivamente con talleres de riego modernizado y una jornada de recomendaciones para lograr un regadío más eficiente.

 

Más presas sí, pero solas son insuficientes
La presidenta de la CHD, Cristina Danés, apuntó que la solución a los regadíos no pasa únicamente por la creación de nuevas estructuras de almacenamiento, sino que también hay que actuar sobre la demanda hídrica ante el reto que plantea el cambio climático. Y puso como ejemplo los pantanos de algunas cuencas que nos se han llenado o del trasvase Tajo-Segura que solo una vez ha transportado el agua para el que se concibió.
Por ello, abogó además de por las infraestructuras donde sean necesarias, por la modernización de regadíos que «permitan limitar la cantidad de agua requerida. Es decir hacer lo mismo con menos agua».

 

Modernizar regadíos pero de forma
Modernizar regadíos pero de forma "ordenada y priorizada" - Foto: Á“scar Navarro
Modernizar regadíos pero de forma
Modernizar regadíos pero de forma "ordenada y priorizada" - Foto: Á“scar Navarro