Salcedo afronta el reto de cambiar el rumbo de Palencia

Carlos H. Sanz
-
Salcedo afronta el reto de cambiar el rumbo de Palencia - Foto: Eva Garrido

El candidato de Podemos a la Alcaldía capitalina mantiene abiertas las puertas a una confluencia con Ganemos pero bajo las condiciones de la formación morada

Podemos presentó ayer en sociedad a Francisco Salcedo Moya, su candidato a la alcaldía de la capital, quien asume el reto de «trabajar por cambiar el rumbo de la ciudad» y, sobre todo, «el abandono que padece Palencia por parte del equipo de Gobierno del PP». Salcedo Moya, nacido en el Prat de Llobregat (Barcelona), de 45 años, casado y con una hija de 16 años, explicó ayer que da el paso de presentarse como candidato a Podemos con el arnés de un programa que será «participativo y en el que se recogerán medidas propuestas por la gente para trabajar por el cambio de la ciudad».
El candidato morado a la alcaldía capitalina estará arropado por una candidatura de que ya suma a otras 21 personas. «Decidimos dejar tres puestos vacantes porque estamos interesados en que junto a nosotros participen personas independientes, que no tengan nada que ver con Podemos, y que sean representativas de la sociedad palentina», explicó Salcedo Moya, que aseguró que su formación está en conversaciones con varias personas «pero no hay nada cerrado».
Juntos, explicó, trabajarán para que en Palencia cambie «la situación de abandono percibida en las diferentes reuniones que se han tenido con las asociaciones de vecinos». «Abandono por parte del equipo de Gobierno y que hace que la vida para los palentinos sea más difícil. Problemas sencillos con soluciones que no tienen un coste elevado, pero que hacen que la gente no esté a gusto viviendo en Palencia», sentenció.
Confluencia con ganemos. Respecto a si su presentación como candidato cierra definitivamente la puerta a una candidatura de confluencia con Ganemos, Francisco Salcedo aseguró que no. «En ningún momento nos hemos levantado de la mesa ni hemos dicho no a nada; ha sido Ganemos quien por dos veces nos ha dicho que no. Nuestras puertas siguen abiertas y estamos dispuestos a volver a sentarnos y seguir negociando», comentó.
A día de hoy, no parece fácil un acuerdo, y es que las posiciones de ambas formaciones se mantienen firmes: Podemos exige asegurarse un edil -lo que en la práctica supone encabezar la candidatura conjunta o, al menos estar en los tres primeros puestos- y la marca (Juntas Podemos).
Ganemos solo accede a que la formación morada se sume al proceso de primarias abiertas -el lunes establecerá el calendario pero las votaciones no se celebrarán hasta finales de marzo- para que sean los simpatizantes quienes determinen la candidatura. «Ellos entienden que la única herramienta válida es la que proponen y nosotros entendemos que las dos herramientas son válidas y que unidas podemos hacer más fuerza», aseveró Francis Salcedo.
«Desde el primer momento, hemos defendido el acuerdo marco desde el que hemos estado negociando, un pacto que a nivel estatal se firmó por IU, Equo y Podemos y que nos marcaba cómo había que negociar esa confluencia. Es lo que hemos defendido desde el primer día», argumentó. Respecto al papel de Podemos en la plataforma Hablemos de Palencia, Salcedo comentó también que «hay gente de la formación morada que está participando en este proceso a nivel individual y que lo seguirán haciendo».
«medidas valientes». Francis Salcedo estuvo arropado en su presentación por el líder de Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández, quien además de ensalzar las cualidades del candidato, avanzó «medidas de choque, valientes y decididas que puedan empezar a generar empleo en la provincia y también repoblarla».
Podemos propone un paquete de medidas de discriminación positiva a nivel fiscal, con una renta rural de despoblación como medida estrella, que tendría una cuantía de hasta 900 euros -el SMI- y estaría destinada a los mayores de 16 años que carezcan de ingresos y residan en municipios de menos de 1.000 habitantes. La renta, ligada a procesos de formación, empleo y emprendimiento, tendría una duración máxima de cinco años, y en la provincia, esta medida favorecería a 171 municipios y 32.293 personas.
Además, Podemos aboga por exenciones fiscales en el Impuesto de Bienes Inmuebles y Circulación y bonificaciones para las personas y negocios que se asienten en esos municipios.