Gran familia saharui

Rubén Abad
-
Imagen de familia de los participantes en la IIFiesta Intercultural de la ‘Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Palencia’ celebrada en Velilla. - Foto: Rubén Abad

Velilla del Río Carrión acoge su IIFiesta Intercultural con la presencia de unas 150 personas • Los niños de la localidad se unen a la fiesta solidaria aportando productos no perecederos a los responsables de 'Cáritas'

La intensa lluvia caída durante buena parte del día de ayer en la Montaña Palentina no impidió a la gran familia saharaui de Palencia reunirse en Velilla del Río Carrión con motivo de su Fiesta Intercultural. Una celebración que pone en marcha la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Palencia y Grupoke en colaboración con el Ayuntamiento velillense por segundo año consecutivo en el municipio norteño.
Una jornada de encuentro en la que se dieron cita alrededor de 150 personas entre padres de acogida, niños y colaboradores con la causa del pueblo saharaui que este año se reparten por varios puntos de la provincia como Guardo, Villanueva de Arriba, Renedo de Valdavia, Monzón de Campos y la capital, además del municipio anfitrión.
Para muchos de los jóvenes participantes en Vacaciones en paz era la primera vez que veían de nuevo a sus compañeros de viaje tras su llegada a la provincia hace unos días, algo que les llenó de alegría y entusiasmo.
Los abrazos y las muestras de afecto fueron la nota predominante a la llegada de todos ellos al Pabellón Polideportivo Mara Santos, lugar donde tuvo que desarrollarse la jornada festiva a causa de la climatología adversa.
Allí disfrutaron de una intensa agenda de actividades que culminaron con una comida de hermandad entre los asistentes. Un momento ideal para intercambiar experiencias y conocer un poco más si cabe la realidad a la que se enfrentan estos niños día a día.
Tras el convite, los pequeños compartieron aventuras en castillos hinchables y demostraron su valía como modelos en una peluquería infantil en la que probaron todo tipo de llamativos peinados.

GRAN EXPERIENCIA. Las familias de acogida coincidieron en calificar de «experiencia enriquecedora» la decisión de adoptar temporalmente a un niño saharui en sus hogares. En este sentido, destacaron que «les intentamos dar todo aquello a lo que no tienen acceso en su país, algo que ellos agradecen mucho».
Asimismo reconocieron que esta vivencia «te ayuda a comprender las cosas que realmente importan y ver la vida de forma diferente. Ahora, por ejemplo, tenemos más cuidado a la hora de desperdiciar comida, de reutilizar y donar la ropa que ya no usamos y valoramos conceptos que hasta la fecha pasaban desapercibidos como la luz eléctrica o el agua en nuestras casas».
Además, insistieron en que para los niños esta fiesta «es una buena oportunidad de hablar en su lengua y compartir cómo están viviendo esta oportunidad. Cuestión que creemos de vital importancia, sobre todo para los pequeños que han viajado a España por primera vez».
Por otro lado, los organizadores del encuentro recordaron que habían elegido Velilla un año más «por la colaboración que nos ofrece esta localidad y para reconocer al gran número de socios que sumamos en la Montaña Palentina, ya que cuarenta de los doscientos integrantes de nuestra asociación son de pueblos de la comarca».

SOLIDARIDAD. No solo los miembros de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharui de Palencia disfrutaron de la fiesta, también lo hicieron los niños de Velilla en un ambiente solidario en el que mostraron que ayudar a los más necesitados no entiende de edades.
De este modo, cada uno de los jóvenes que quiso formar parte de la celebración, donó un kilo de alimentos no perecederos que se entregarán a los responsables de Cáritas en el municipio.
Así, productos como arroz, legumbres o galletas fueron depositados por los más pequeños en la cesta colocada para la ocasión.