Una de cada tres quejas se centran en telefonía e Internet

J.B.I.
-

Servicios públicos básicos, vivienda y sanidad son los sectores donde suben las consultas y reclamaciones, mientras descienden en banca, comercio y turismo

Una de cada tres quejas se centran en telefonía e Internet - Foto: Oscar Navarro

as quejas relacionadas con el teléfono e internet supusieron una de cada tres consultas y reclamaciones efectuadas ante la Unión de Consumidores de Palencia (UCE), con 2.338 del total de las 8.545 registradas a lo largo de 2019, lo que supone un 36,5% de las recogidas en el informe de la Unión de Consumidores de Palencia. El malestar de los usuarios por anomalías en este tipo de servicio creció un 4,9% respecto a 2018 donde la cifra de atendidos por el organismo de consumo fue de 2.229.
En los números globales de los distintos sectores analizados se produjo un ligero descenso de un 1,04% en cuanto a las atenciones prestadas a la ciudadanía, al quedarse en 8.545 frente a las 8.635 del año pasado, con 80 consultas más y 170 reclamaciones menos, lo que supuso una caída de un 1%. Los servicios públicos básicos, la vivienda y la sanidad fueron los sectores donde subieron las consultas y reclamaciones, bajando en banca, comercio y turismo.
Así, los servicios básicos de telefonía, Internet, electricidad,  gas,  agua y transporte público sumaron un total de 4.345 intervenciones, un 50,85% de las recibidas, y aumentaron tanto las consultas como las reclamaciones, un 8 por ciento más que las presentadas en 2018, que se cifraron en 4.023.
El   segundo   sector   en   importancia por las quejas planteadas a la Unión de Consumidores en   el ejercicio de 2019 fue el de la vivienda, con un total de 742 atenciones relativas a arrendamientos y las comunidades de propietarios, y en conjunto subieron un 18,45% respecto al ejercicio anterior, donde alcanzaron 642.
Quejas sanitarias. En sanidad -que también copa un buen número de quejas- las intervenciones realizadas sumaron 638, el 7,47% del total, y experimentaron un aumento con respecto al año pasado (453) de un 40,8%. 
El presidente de Unión de Consumidores de Palencia (UCE), Alberto Arzúa, señaló que este es un sector en el que las quejas suponen menos del 10% de la que deberían producirse, ya que los usuarios son muy reacios en este tema, pero añadió que «basta acudir a cualquier servicio de salud y escuchar para conocer la realidad de lo que está ocurriendo en la sanidad pública, procediendo muchas de las  demandas del norte de la provincia como otros años».
En cuanto al funcionamiento de los servicios bancarios las quejas y reclamaciones supusieron  la bajada más importante, debido en gran medida a la nueva legislación sobre hipotecas y al reparto de los gastos de formalización de las mismas. El número alcanzado representó el 8,25% del total cuando un año antes supuso un 16,3%. Así, se produjeron 705 a lo largo de 2019 frente a las 1.407 de 2018, con un descenso en el dato interanual ofrecido en el informe de la UCE de de un 40,8%.
A continuación, en lo que se refiere  al ámbito de los descensos en el número de quejas figura el comercio, con un total de 557 demandas, frente a las 611 del año anterior, con una bajada de un 8,83%.
Sigue en importancia el  turismo, donde las atenciones en 2019 a usuarios de este tipo de servicio  se quedaron en 500, lo que supone el 5,85% del total, con una caída de un 14,8 por ciento frente a 2018 cuando hubo 587. No se dieron demandas masivas como el año anterior, si bien el número sigue siendo mayor de lo habitual. 
Por detrás se situaron sectores como el de las reparaciones con 365 demandas (un 19,7% menos que en 2018 donde se dieron 396), y de los seguros, 318 frente a las 377 del año anterior (un 15,% menos).
Quedan muy lejos en consultas y recclamaciones la alimentación, con 93 consultas comparadas con las 110 de hace un año (lo que supone) una caída del 15,5%)
Valoración. El presidente de UCE Palencia señaló en torno al informe anual relativo a las consultas y reclamaciones relacionadas con el consumo que, una vez más, los servicios básicos con mayores quejas son la telefonía, la electricidad y el gas en cuanto al número de damnificados por distintas anomalías e incumplimientos. 
«Estos tres servicios encabezan el ranking y suelen ser, como otros años, sota caballo y rey, aunque también en 2019 subieron las quejas por fugas de agua y las relativas a  lecturas de contadores, especialmente en el mundo rural. Influyó que el pasado verano fue más seco y se hicieron numerosas reclamaciones a los ayuntamientos, ya que el servicio del agua es de titularidad municipal y se cobra una tasa», manifestó Alberto Arzúa.
Además, el abogado experto en temas de consumo se refirió a la bajada sustancial en las reclamaciones por malas prácticas en la prestación de distintos servicios bancarios, influyendo en la minoración la existencia de una nueva legislación que afecta a los créditos hipotecarios. «Las entidades bancarias han tenido que afrontar un proceso de reciclaje en este ámbito. Los empleados que venden los distintos productos de riesgo a los clientes han tenido que realizar estudios específicos y someterse a varios exámenes», recordó.



Las más vistas