Reclaman una alternativa para facilitar el aborto

Carlos H. Sanz
-

La plataforma ciudadana se hizo eco en esta propuesta de la información publicada ayer por DP, en la que se explicaba que las palentinas que toman la decisión de interrumpir su embarazo tienen que desplazarse hasta Madrid para someterse al procedimie

Ganemos propuso en la Junta de Gobierno Local que el Ayuntamiento medie ante la Consejería de Sanidad para que fije un lugar más próximo a Palencia para las mujeres que desean abortar, ya que en la actualidad se tienen que desplazar a Madrid.
La plataforma ciudadana se hizo eco en esta propuesta de la información publicada ayer por DP, en la que se explicaba que las palentinas que toman la decisión de interrumpir su embarazo tienen que desplazarse hasta Madrid para someterse al procedimiento.
El mayor número de interrupciones voluntarias del embarazo en Palencia se alcanzó en el año 2006, cuando aún estaba vigente la norma aprobada en 1985. Aquel año, poco antes del estallido de la crisis social, laboral y económica, se registraron, según el INE, 243 interrupciones voluntarias del embarazo (IVE). 
El último año con datos oficiales (2017) la cifra se quedó en 163, lo que supone el segundo número más bajo desde 1987 (primer año recogido en una estadística oficial y segundo tras la despenalización de algunos supuestos), cuando llegó a los 103. En 1988, fueron ya 176 los casos.  
Cabe recordar que Ciudadanos abordó esta cuestión en el pleno de Diputación del pasado mes de diciembre, a través de una moción en la que se solicitaba que la institución provincial instara a la Junta de Castilla y León que facilite a las mujeres residentes en Palencia que quieran realizar una interrupción voluntaria del embarazo, en los supuestos legales recogidos en la Ley Orgánica 2/2002 de 3 de marzo, la asistencia en un centro público o privado acreditado en nuestra provincia», de forma que no fueran «las castellanoyleonesas que más distancia tienen que recorrer para abortar».
Una moción que no salió adelante por la oposición del Partido Popular, que manifestó que si no hay centros públicos es porque los profesionales médicos también pueden ejercer su derecho a la objeción de conciencia. 
En cualquier caso, afirmó el Grupo Popular, el derecho de las mujeres, dentro de los supuestos planteados por la normativa actual, se mantiene al ser derivadas donde sí se realizan las interrupciones. En este caso, a las palentinas les toca Madrid como a otras provincias de la región también son derivadas a otros centros, en virtud de los contratos firmados.