scorecardresearch

De estreno en Jardinillos

Hugo Cancho
-

Más de 50 traceurs de toda la comunidad se reunían para probar las nuevas instalaciones del parkour park

De estreno en Jardinillos - Foto: Sara Muniosguren

Una semana después de que el parque de los Jardinillos reabiera a los palentinos el grupo Flowdrops, con Álvaro Fernandez como representante, organizaba una RT (reunión de traceurs) para estrenar las nuevas instalaciones del parkour park. Fueron más de 50 los jóvenes que acudieron al parque para realizar los saltos y piruetas propios de este deporte.

Además de los traceurs palentinos acudían a la reunión deportistas de toda la comunidad, e incluso de fuera. «Estamos muy ilusionados con el recibimiento que ha tenido el parque. Invitamos a amigos de otras provincias pero no esperábamos que viniera tanta gente.Algunos se han acercado incluso desde Gijón», asegura Álvaro, el representante de Flowdrops.

Y es que las nuevas instalaciones son un gran atractivo para los jóvenes que practican este deporte de riesgo, que en ocasiones no pueden realizar por falta de infraestructuras en sus ciudades. «Antes nos teníamos que conformar con los elementos que encontrábamos por la calle, pero muchas veces nos llamaban la atención e incluso avisaban a la Policía. No teníamos una zona donde reunirnos a gusto», confiesa.

De estreno en JardinillosDe estreno en Jardinillos - Foto: Sara MuniosgurenGracias a esta zona Jardinillos se convierte en un centro de reunión no solo para los traceurs. Al estar situado junto al skatepark los deportes urbanos se concentran en un lugar concreto de la ciudad. «Es la mejor forma de crear comunidad. Unimos parkour, skate, bike, patín y otras actividades para ayudarnos entre nosotros», explica el deportista.

DISEÑO. En este sentido, el diseño del parkour park fue idea de Álvaro, que junto con Miguel Valentino y Ares Díez (traceurs y diseñadores del parkour park de Valladolid) presentaron los planos a la constructora y al Ayuntamiento, que dieron el visto bueno para llevarlo a cabo.

«Álvaro me envió sus planos y me pidió ayuda para corregir errores. Ahora que venimos a probarlo estamos muy satisfechos con el resultado final, funciona muy bien, sobre todo el agarre. Va a dar mucho juego y es un gran aliciente para muchos traceurs que encontrarán un lugar donde poder entrenar», reconoce el vallisoletano.

El parkour es una disciplina que explota las capacidades físicas, pero también es un buen método para socializar. Hasta ahora Palencia contaba con la zona de saltos del parque Ribera Sur, pero no era suficiente. «Se nota que para el diseño de este parkour park han tenido en cuenta nuestra opinión. Se han preocupado por nuestras ideas y se han adaptado a nuestros saltos y medidas, según solicitamos. Ya lo hemos probado y está en perfecto estado. Que esta reunión haya recibido tanto apoyo indica que a todos nos ha gustado el resultado final.  La constructora que se encargaba del proyecto nos ha entendido y se ha preocupado por nuestro punto de vista como usuarios», recalca. 

QUEJAS. Los traceurs se mostraban satisfechos con las nuevas instalaciones. «Hay ciertos muros que son más altos de lo que nos gustaría, pero aun así permiten realizar los saltos», explica Ares.

Sin embargo, los usuarios del skatepark adyacente al parkour park mostraban su descontento por los árboles que se encuentran en la pista de patinaje, así como de la curvatura de las rampas.