Asume homicidio imprudente en el accidente de Báscones

A.A.
-
Asume homicidio imprudente en el accidente de Báscones

G.P.J. llega a un acuerdo de conformidad con la Fiscalía y la acusación particular en el Juzgado de lo Penal. Se le impone un global de tres años de privación del carné. En el siniestro murió una joven de 22 años y otros tres resultaron heridos

Una mujer, G.P.J., asumió ayer en el Juzgado de lo Penal la pena de un año y medio de prisión, multa y un global de tres años de privación del carné de conducir  como autora responsable de un delito de homicidio imprudente y dos de lesiones imprudentes a consecuencia de un accidente de tráfico ocurrido el 25 de agosto de 2015 en un camino vecinal ubicado en Báscones de Ojeda en el que murió una chica mientras que otros tres jóvenes resultaron heridos de diversa consideración.
Tanto acusación particular, como la Fiscalía y la defensa llegaron previamente a la celebración de la vista oral a un acuerdo de conformidad en la citada sede judicial después de que con anterioridad se hubiera sumido la responsabilidad civil a través del capítulo de indemnizaciones, que ya han sido satisfechas, según informaron a este periódico fuentes del proceso.

Las diligencias penales se abrieron a raíz de una investigación que abrió la Guardia Civil de Tráfico tras producirse el accidente y en las que se pudo determinar, tras realizar la reconstrucción del siniestro, que la chica fallecida, L.S.M.V., de 22 años, no era la conductora del vehículo como en un principio se creyó, sino la procesada G.P.J.
Además, la Guardia Civil de Tráfico también pudo concretar en sus pesquisas que en el vehículo accidentado no estaba ocupado por cinco personas, tal y como en un principio se detalló oficialmente tras producirse el siniestro, sino que viajaban un total de siete, algunos de ellos menores de edad.
Tal y como publicó Diario Palentino en su momento, la juez titular del juzgado de instrucción número 2 de Cervera de Pisuerga, tras concluir las diligencias, además de procesar a G.P.J.,  decidió, sin embargo, sobreseer la causa por un posible delito de encubrimiento para otros tres pasajeros del turismo, el progenitor de uno de ellos y los padres de la conductora.
El fiscal detalló en su escrito de acusación que el día 25 de agosto  de 2015, sobre las 8,45 horas, en un camino rural que une las localidades de Báscones de Ojeda y Micieces, G.P.J. conducía un vehículo supuestamente «a una velocidad excesiva». En dicho vehículo viajaban siete personas, tres chicos y cuatro chicas, que regresaban de haber disfrutado de las fiestas patronales de Báscones de Ojeda. Además de la conductora, en el asiento delantero derecho iban H.M.C., y sobre éste L.S.M.V., mientras que en la parte trasera viajaban I.M.B.,  N.C.I., M.F.R. y A.B.A.
Según el Ministerio Público, debido supuestamente por  «la velocidad inadecuada y el exceso de pasajeros», el vehículo se salió por el margen izquierdo, produciéndose un vuelco por el camino de terrizo por el que circulaba. «Ninguno de los pasajeros hacía uso del cinturón de seguridad», subrayaba.
Como consecuencia del accidente, L.S.M.V., que como se ha citado viajaba en el puesto de copiloto encima de H.M.C., «sin hacer uso del cinturón de seguridad y con la ventanilla bajada», salió despedida del turismo por la fuerza centrífuga en el primer cuarto de giro quedando tendida en el suelo por lo que fue arrollada por el paso del vehículo, lo que le causó la muerte.
Hay que recordar que el Ministerio Fiscal había solicitado provisionalmente y antes de llegar al acuerdo de conformidad para la conductora del turismo dos años y seis meses de prisión, multa de 2.880 euros y privación del derecho de conducir de vehículos a motor durante dos años y seis meses como  presunta responsable de un delito de homicidio imprudente y dos delitos de lesiones imprudentes que conllevaban otros dos años y seis meses de privación del carné de conducir.