Una despedida agradecida

DP
-

La catedral dice adiós a José María Gomez Laso con la música de dos de los coros con los que estuvo vinculado y la presencia de cientos de sacerdotes, amigos y conocidos

Una despedida agradecida - Foto: Á“scar Navarro


Camina y Canta. Este es el epitafio con el que el obispo de la Diócesis, Manuel Herrero, definió, durante el funeral de José María Gómez Laso, al que fuera presbítero  y canónigo honorario de la catedral. Templo en el que se dieron cita varios centenares de personas, entre las que se encontraban decenas de sacerdotes, tanto de Palencia como de otras provincias del país, así como amigos y conocidos.
El obispo de la Diócesis explicó que había elegido ese lema para Gómez Laso «porque define sus dos pasiones: caminar tras Cristo pero promoviendo el canto litúrgico, así como la cultura musical en nuestra sociedad», defendió Herrero. No en vano, ayer acompañaron la celebración de su funeral dos de las agrupaciones con las que estuvo vinculado: La capilla clásica de la catedral, a la que acompañó durante años como organista, y a la Coral Castilla Vieja de Dueñas. «Espero que salga pronto el CD en el que colaboró José María Gómez Laso», deseó el prelado. Precisamente Ricardo, el hermano de José María, recordó que la última vez que dirigió a la agrupación eldanense fue el día de la Asunción, con «el Ave María de Tomás Luis de Victoria». También colaboró con Niños de Coro de Palencia,  y las corales de Magaz, Cervera, Carrión y Alconada, entre otras y bajo su responsabilidad tuvo varias parroquias de la provincia. 
En definitiva, una despida agradecida por todos los que compartieron parte de su vida con Gómez Laso, porque para algunos conocidos, como reconocieron «fue todo un hermano mayor». Tras el funeral en la catedral su cuerpo fue trasladado a Villalumbroso, donde nació hace 83 años.  La misa de familia tendrá lugar mañana, a las 18 horas en la Seo.