Vox alerta de la excesiva burocracia y los chiringuitos

Carlos H. Sanz
-

Sonia Lalanda avanza que exigirá la eliminación del impuesto de plusvalías y que quiere convertir la ADL en la «punta de lanza» de la iniciativa privada

Vox alerta de la excesiva burocracia y los chiringuitos - Foto: Nuria Sastre

carlos h. sanz / Palencia
La excesiva burocracia administrativa y la existencia de «chiringuitos» alimentados con ayudas y subvenciones municipales son los dos principales males que Sonia Lalanda, portavoz de Vox, aseguró ayer haber detectado «a vista de pájaro» en los algo menos de dos meses que lleva en el Ayuntamiento.
Así ha sido su reentrada en una administración que, aseveró, «ha terminado siendo una bola administrativa en la que las distintas corporaciones han ido cada una pegando su capa», lo que ha derivado en una excesiva «complejidad burocrática» y «lentitud a la hora de tramitar expedientes». 
Para la edil de Vox la situación es especialmente grave en el área de Urbanismo. «Me consta que el concejal delegado del área está sobre ello y ha quedado en que para el mes de septiembre realizará un informe para ver las posibilidades que hay de cambiar las tramitaciones para aligerar burocracia», informó.
«Chiringuitos». Respecto a los «chiringuitos», Lalanda advirtió sobre «la cantidad ingente de dinero que se les va a los palentinos del bolsillo vía convenios y subvenciones». «En Vox estamos especializados en detectar chiringuitos y, lamentablemente, como contribuyente de Palencia, tengo que decir que en el Ayuntamiento hay muchísimos que vienen de legislaturas anteriores, de tal forma que cada corporación ha ido sumando los suyos a los anteriores», sostuvo.
No dio datos ni nombres, y reconoció que solo ha tenido acceso a los acuerdos que han pasado por Alcaldía desde el 15 de junio, pero criticó que «hay convenios que no se sabe ni siquiera a qué corresponden, pero como se vienen haciendo desde hace 8, 10, 14 o 20 años, se siguen manteniendo».
La edil de Vox ha solicitado que se le faciliten todos los acuerdos que hay, así como todas las convocatorias de subvenciones y sus concesiones: «No puede ser que cuatro amigos monten una asociación, vengan al Ayuntamiento y ya tengan concedida una subvención para lo que sea». 
Más allá de estas críticas, Sonia Lalanda dio cuenta de las propuesta que ha realizado desde que echó a andar el nuevo Ayuntamiento. Una de las que más se hablará durante los próximos meses será la de la eliminación del impuesto de plusvalías. La intención del equipo de Gobierno de Cs y PP es presentar el borrador del presupuesto del próximo año a finales de septiembre, y eso incluye también un avances de las ordenanzas, por lo que puede que no dé tiempo a articular los informes necesarios para respaldar la eliminación del gravamen, como advertían fuentes municipales.
«Para la derogación de un plumazo de la ordenanza, basta con un acuerdo del pleno. No habría ningún problema, por lo que se debe elaborar el proyecto de presupuestos sin ese ingreso», comentó la portavoz de Vox. Si aparece, Lalanda recordó que tienen el voto número 13. «Como hay mucho de dónde recortar, que se recorte», sentenció.
La mejora del área de urbanismo o la revisión del criterio con el que se deniegan las reclamaciones que hacen los ciudadanos en los expedientes de responsabilidad patrimonial, son también otras propuestas impulsadas por Vox. Lalanda también aboga por «hacer una evaluación de los planes y proyectos que se ponen en marcha en el Ayuntamiento» y «potenciar el gabinete de prensa».
Renovar la página web del Ayuntamiento y ajustar las competencias de la Agencia de Desarrollo Local «para que sea la punta de lanza de la iniciativa privada en Palencia» son también retos en los que ha comenzado a trabajar Lalanda.
Respecto a esto último, Vox recordó que ya se han dado los pasos para poner en marcha un programa de colaboración con la comunidad china en España, para ver si es posible que Palencia, también la provincia, pueda concurrir a una feria de importadores de agroalimentación que se celebrará en Zhejiang (China) en noviembre, y otra en marzo del próximo año para todo tipo de productos. También para primar el español como un activo empresarial no solo vinculado al deporte, sino también a la música, por ejemplo.
Lalanda confía en que a finales de año se haya conseguido «empezar a parar la inercia de un Ayuntamiento que ha estado absolutamente adormecido en los últimos ocho años».