Casado espera un techo de gasto del 7% que de "tranquilidad"

SPC
-

La consejera de Sanidad reconoce que los profesionales sanitarios en Castilla y León «no están bien distribuidos» pese a su elevado número

La consejera de Sanidad,Verónica Casado, durante su reunión con el Colegio de Médicos de Segovia. - Foto: Nacho Valverde

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, aseguró ayer que está esperando con «gran inquietud» cuándo se aprueben los Presupuestos Generales del Estado, ante lo que espera que se cumplan las promesas de al menos un siete por ciento en el techo de gasto en Sanidad para permitirles desarrollar «con mayor tranquilidad» los proyectos de su departamento. La consejera de Sanidad mantuvo durante la jornada de ayer en Segovia una reunión con la directiva del Colegio Oficial de Médicos y aseguró que está «mucho más apoyada de lo que puede parecer» por parte de los colectivos profesionales en el plan de reordenación de Atención Primaria en la Comunidad. «Me llega por parte de los colegios profesionales que es algo que hay que hacer. Evidentemente me piden que les escuche. Estoy totalmente de acuerdo y dispuesta a escucharles», sentenció.
Casado insistió que hay que hacer la reordenación en Atención Primaria zona a zona, creando en las más dispersas un recursos intermedio, «nunca cerrar consultorios médicos», sino que, a través de la cita previa, se pueden concentrar las actividades. «Con diálogo vamos a llegar a un consenso y lo podremos desarrollar sin problema», resumió.
La consejera de Sanidad argumentó que todos los proyectos pilotos tendrán tres etapas: planificación, puesta en marcha y valoración. En caso del primer proyecto piloto en Aliste (Zamora), ya se va a iniciar la etapa de ejecución, mientras que en el resto de la Comunidad, se ha solicitado a los gerentes que digan las zonas susceptible de ser aplicado porque «no se va a aplicar en todos los sitios». De esta forma, Casado dejó claro que la reordenación es todo lo contrario a un recorte, ya que es «una inversión».
Profesionales

En cuanto a la reordenación de los facultativos, Verónica Casado lo definió como un tema fundamental, ya que Castilla y León dispone de un número alto de profesionales pero «no está bien distribuido», teniendo que ir a una ordenación zona por zona, tanto en el medio rural como en el urbano. «Es evidente que 25 de las 47 especialidades médicas están en una situación precaria», subrayó la consejera, que recordó que «con diez, especialmente complicadas, como puede ser Medicina de Familia, Pediatría, Ginecología o Traumatología». 
La Consejería de Sanidad, junto al Ministerio, está intentando incrementar las plazas para «taponar» la situación y «tener una buena de tasa de reposición con esas jubilaciones que están que, según las provincias y las especialidades, puede llegar entre un 25 y a un 50 por ciento de las plantillas», según informa Ical.
En su opinión, todavía da tiempo para intentar dar una solución adecuada a esta situación, teniendo en cuenta otra línea de trabajo con los Ministerios de Sanidad y Educación para aumentar las homologaciones de las titulaciones médicas. 
Por otra parte, la titular autonómica de Sanidad confirmó que habrá una inversión en Radioterapia para la provincia de Segovia. «Está contemplado, lo que tengo que saber es que tengo dinero», respondió la consejera, recordando que las inversiones en Radioterapia están dentro de los planes que quieren poner en marcha, ya presupuestados pero «no con toda la cantidad que nos gustaría» por el problema de déficit de financiación de 830 millones de euros que les condiciona «cómo se hacen las obras».

Teléfono de la gripe

La Consejería de Sanidad pondrá en marcha la próxima semana un número de teléfono gratuito, una línea 900, para aquellas personas que tengan síntomas gripales puedan mantener una consulta con un profesional sanitario. El objetivo pasa por una pronta atención y «reducir la presión asistencial en Atención Primaria y en los hospitales», según explicó la consejera de este departamento, Verónica Casado. La consejera aseguró que esta línea para consultas médicas sobre la gripe puede ser «un recurso más pero muy importante para el sistema», que ayudará también a disminuir el riesgo de contacto, al no tener que acudir a los centros sanitarios donde siempre hay muchas personas.
En caso de las bajas médicas, la consejera explicó que la llamada quedará registrada e intentarán que quede constancia en el historial clínico del paciente. «Si necesitas una baja médica y el convenio colectivo no permite esperar 3 días para ir a por la baja, intentaremos que quede registrado en la historia clínica», concluyó.