La Mesa de las Cortes defiende su actuación sobre la caza

SPC
-
Óscar Reguera, durante una intervención de las Cortes. - Foto: Ical

"La Mesa determina el formato y el contenido sin entrar en el contenido íntimo", explica el secretario primero del órgano de gobierno de las Cortes

El secretario primero de la Mesa de las Cortes, el procurador del PP Óscar Reguera, ha defendido este martes la actuación del órgano de gobierno del Parlamento regional en todo lo relacionado con la calificación de la proposición de ley por la que se modifica la Ley de Caza presentada de forma conjunta por los grupos Popular, Socialista y Ciudadanos.

De este modo ha respondido Reguera a preguntas de los periodistas en los pasillos de las Cortes tras conocerse que Ecologistas en Acción ha presentado ante el TSJ una denuncia por prevaricación contra la Mesa de las Cortes por la tramitación de esta proposición de ley cuya toma en consideración se debatirá en la sesión plenaria de mañana, miércoles.

"La Mesa determina el formato y el contenido sin entrar en el contenido íntimo", ha explicado el secretario primero del órgano de gobierno de las Cortes que ha llegado a considerar un "honor" la denuncia presentada por Ecologistas convencido de que la Mesa ha cumplido "escrupulosamente" el objeto de su obligaciones.

Tras reconocer que Ecologistas en Acción está en su "legítimo derecho" de presentar la citada denuncia, el secretario primero de la Mesa y voz habitual del PP en los debates sobre asuntos de agricultura, ganadería o medio ambiente ha reivindicado la importancia de la caza para la gestión de los ecosistemas.

Reguera ha aclarado al respecto, en declaraciones recogidas por Europa Press, que no se puede entender el medio ambiente en un sentido hostil y excluyente del hombre por lo que ha defendido un "medio ambiente sostenible" que, ha diferenciado, del "medio ambiente virginal" que proclaman algunos colectivos ya que "condena a los seres humanos a ser tribus amazónicas".

Por este motivo, ha defendido que la proposición de ley para la modificación de la ley de caza sitúa esta práctica "en el que nivel en el que debía y en el que deberá estar siempre" ya que, según ha recordado, esta materia no tiene un enfoque permanente o estático sino que "muy al contrario" responde a un "ente dinámico" que hay que adaptar en función de los acontecimientos del futuro para que las actuaciones sean siempre sostenibles.