Un Valle de lagrimas

Alberto Moreno
-
Un Valle de lagrimas - Foto: eva garrido

Valle de Cerrato, su localidad natal, Palencia y toda España lloran la muerte de Isacio Calleja

El pasado lunes, a los 82 años de edad, nos dejó uno de los deportistas palentinos más grandes de la historia, uno de los cuatro internacionales de nuestra provincia que han vestido a lo largo de los tiempos la camiseta nacional (junto a MarianoMartín, Chus Landáburu y Sergio Asenjo), leyenda del Atlético de Madrid y del fútbol español,  Isacio Calleja.
Isacio Calleja García nació en Valle de Cerrato el 6 de diciembre de 1936. Cursó sus estudios en el ColegioMaristas de la capital, donde pronto nació su vocación deportiva, practicando atletismo, baloncesto y fútbol, con singular éxito dadas sus enormes facultades físicas. Sin embargo, nunca llegó a jugar en el Palencia.
En esta etapa colegial coincidió con Carlos Pérez Corcuera, exjugador del Palencia y exgerente del Patronato Municipal. «No había equipo federado en Maristas, ni ligas provinciales. Tampoco jugó en el Palencia porque desaparecía y volvía. Jugábamos partidos amistosos, que de amistosos no tenían nada, ante La Salle y los equipos de los Institutos. Era un poco mayor que yo, Él estuvo internado en Maristas, jugábamos todo el día al fútbol. Era un portento, desde niño se le veía que llevaba el fútbol metido en la sangre. Destacaba en cualquier deporte. Recuerdo que paseando por Ávila con mi esposa, la gente me llamaba y me pedía autógrafos ya que tenía cierto parecido físico a él».
Tras su etapa estudiantil en Maristas, inició la universitaria en Madrid para estudiar Derecho. De hecho, tras colgar las botas ejerció de procurador. En la capital de España jugó en la liga universitaria con el Colegio Residencia Claret y en el Femsa en Tercera. Fue en un amistoso entre una selección del grupo centro madrileño y el Rayo Vallecano cuando el Atlético de Madrid se fijó en el lateral izquierdo palentino, junto a Juan José Laso, posteriormente presidente del CDGuadalajara, club en el que estuvo cedido unos meses en 1958, siendo repescado en enero de 1959, debutando con los colchoneros ante el Oviedo en el Carlos Tartiere. «Cobrábamos 1.500 pesetas. Fue un jugador con unas facultades excepcionales, pero como persona era inmejorable», recuerda Saso. 
Catorce años estuvo Isacio Calleja defendiendo la camiseta del Atlético de Madrid. Es, con 425 partidos, el quinto jugador en la historia del club colchonero que más veces ha vestido su camiseta. Con el cuadro atlético alcanzó siete títulos: dos ligas, cuatro Copas (por aquel entonces del Generalísimo) y una Recopa, el primer título continental del Atlético de Madrid. Se retiró el 15 de octubre de 1972, con un partido homenaje ante el Independiente de Avellaneda en el Manzanares. Recibió ese día la insignia de oro y brillantes del club y la medalla de plata de la Real Orden al Mérito Deportivo de España.
homenajes. La bandera de la afición en el Metropolitano ondeó ayer a media asta como homenaje del Atlético de Madrid. Es de imaginar que el sábado, en el derbi se guarde un minuto de silencio.
En Valle de Cerrato, donde está enterrado su padre, y tiene familiares, lloran su muerte. La Peña del Atlético de Madrid, de la que era socio de honor, organizará una misa en su memoria. El cuerpo de Isacio Calleja era incinerado ayer en Madrid.

Un Valle de lagrimas
Un Valle de lagrimas
Un Valle de lagrimas
Un Valle de lagrimas