«No hay resultados inmediatos, pero lo que siembras, cosechas»

Aida Acitores
-

En 2006, con 25 años, Amada de Salas asumió las riendas de la bodega más grande de Palencia, Remigio de Salas Jalón. Algunos desconfiaban de su juventud y tenía que demostrar que sus ideas se basan en una sólida formación

Amada de Salas es la propietaria de la bodega más grande de Palencia, 'Remigio de Salas Jalón' - Foto: Eva Garrido

Las empresas familiares exigen, como dice Amada Salas, «hacer varias cosas a la vez».
¿Su llegada ha cambiado la bodega?
Llegas con ideas nuevas. Intentas conservar la parte más tradicional, pero con otro enfoque. Buscas un valor añadido y una imagen diferente, pero la base es la misma.
¿El vino es un mundo de hombres?
Era un mundo de hombres. Ahora las mujeres están despuntando y hay grandes enólogas al frente de muchas bodegas. En la parte de la viticultura quizá todavía se ven más hombres, pero ya hay  muchas mujeres al frente de explotaciones y todavía tienen que aportar mucho más.
¿Se ha encontrado trabas por ser mujer?
Sorprende, sobre todo a la gente mayor. Les choca que al frente de una bodega esté una chica joven, sobre todo al principio, cuando parece que tiene más importancia la decisión de una persona mayor que la de una joven, cuando a lo mejor tú le estás dando un enfoque con una valoración empírica, basada en tu formación. Extraña que tomes decisiones distintas a las que por tradición o experiencia se venían desarrollando.
¿Es diferente la forma de dirigir de una mujer y de un hombre?
No sé si será por ser mujer, pero le das un enfoque más global. Eres capaz de integrar las partes... Eso de hacer varias cosas a la vez. Al ser una empresa familiar hay que hacer de todo un poco, integrar todas las funciones, que las decisiones que se toman en viñedo estén en consonancia con las de la bodega, porque eso tendrá resultado en la comercialización, en la imagen... El aporte femenino sí se nota en ese sentido.
¿Es posible conciliar la vida familiar?
Si le aportas modernidad y utilizas los medios telemáticos, es más fácil. Importan más los resultados que el horario fijo y, si esos medios te permiten conciliar tu vida y tener los mismos resultados, es lo que cuenta.
Un consejo para las 7.000 desempleadas de Palencia
Hay que tener coraje y paciencia. Los resultados no se consiguen a corto plazo. Las mujeres tenemos fama de ser trabajadoras y luchar por el día a día y ése es un incentivo a nuestro favor: si trabajamos de forma continua y diaria, veremos frutos. Quizá no inmediatos, pero lo que siembras, cosechas.