Atraca a mano armada el estanco de Antonio Maura

O.H.
-

El ladrón, un hombre encapuchado y esgrimiendo una navaja o cuchillo, se hizo con parte de la caja

Atraca a mano armada el estanco de Antonio Maura

Una mujer resultó ayer herida en una mano en el transcurso de un atraco en el que se vio inmersa por un hombre armado en el interior del estanco de la calle de Antonio Maura de la capital. 
Los hechos ocurrieron alrededor de las 18,30 horas, cuando la mujer se encontraba sola en la expendeduría, sin ningún cliente. En ese preciso momento y aprovechando la inexistencia de otros compradores habría accedido al local un hombre encapuchado, que, esgrimiendo una arma blanca, posiblemente un cuchillo o una navaja, le pidió un librillo y, posteriormente, le instó a que le entregara todo el dinero que contenía la caja registradora. En el transcurso del forcejeo, la mujer resultó herida en la mano derecha, en la forma que algunos testigos calificaron como un «puntazo». 
Según los mismos testigos, tras abandonar el ladrón las instalaciones del estanco con parte de la recaudación de la caja que podría haber a las 18,30 horas, la dependienta salió a la calle en estado de shock gritando que le habían atracado y que estaba herida.
Los transeúntes llamaron al 112 y al Cuerpo Nacional de Policía que desplazó varias dotaciones. Lo cierto es que ninguna de las personas que ayudó a la mujer logró ver al asaltante. «Si lo hubiésemos visto, lo habríamos parado», reconocía uno de los  hombres que dio aviso a las fuerzas de Seguridad. «Ella ha salido diciendo, me han atracado, me han atracado», apuntó otro. «No he visto a nadie corriendo. Me he tenido que cruzar con él y no me he dado cuenta», relataba otra de las personas que pasaba frente al establecimiento cuando se produjeron los hechos. 
Se da la circunstancia de que la calle de Antonio Maura permanecía ayer cerrada al tráfico en ese tramo a causa de las obras de recuperación del adoquinado en el cruce con Barrio y Mier y Juan de Castilla. Hecho que habría facilitado la huida del hombre, al no encontrarse vehículos que hubieran podido frenar su escapada o incluso haber colocado su vehículo de huida cerca del establecimiento atracado.
La mujer fue finalmente atendida por una ambulancia de la gerencia de emergencias del Sacyl y trasladada hasta el Río Carrión, a consecuencia de las heridas y del ataque de ansiedad que sufrió durante el asalto, indicaron fuentes de Emergencias 112.
Mientras era atendida por los sanitarios, en el interior del local la Policía Científica trataba de tomar las pertinentes huellas sobre el mostrador, caja registradora, la pantalla de la misma que se había precipitado desde el mostrador, o de las monedas que yacían desperdigadas por el suelo.
Con esas posibles huellas, así como con las descripciones de la víctima y las imágenes de las cámaras de seguridad de las que está dotado el local, los agentes de la Policía tratarán de dar con el responsable de este robo.
Por otro lado, también tuvo que ser atendida por un ataque de ansiedad en la madrugada del miércoles una mujer que viajaba en un tren que debió parar en la capital para que la pasajera fuera asistida.