El temporal obliga a rescatar a una treintena de personas

Rubén Abad
-

Un embravecido Pisuerga provoca el derrumbe del puente que da acceso a Villaescusa de las Torres. Los dos principales ríos siguen en niveles de alerta naranja y roja. Rachas de viento de 149 km/h en Camporredondo

El temporal obliga a rescatar a una treintena de personas - Foto: Á“scar Navarro

El temporal de agua y viento que azotó durante toda la jornada del jueves y la madrugada de ayer sobre la provincia, pero especialmente el norte, provocó que una treintena de personas tuvieran que ser rescatadas en Barruelo de Santullán, Nestar y Candula, además del derrumbe del puente sobre el río Pisuerga a su paso por Villaescusa de las Torres, inundaciones de casas y bajos, la interrupción del tráfico ferroviario y el desbordamiento de ríos y afluentes además de infinidad de problemas de comunicaciones, según los datos aportados a Diario Palentino por fuentes de la Guardia Civil, Junta de Castilla y León y Subdelegación del Gobierno.
Barruelo de Santullán fue una de las localidades más afectadas por el temporal, hasta tal punto que 19 personas de la residencia de ancianos tuvieron que ser evacuadas a distintos centros públicos puesto que el agua procedente de un embravecido río Rubagón anegó las instalaciones hasta una altura de unos 25 centímetros. En las labores de rescate, que finalizaron sobre la 1,30 horas de la madrugada, participaron además de vecinos de la localidad seis agentes de la Guardia Civil y una dotación de bomberos. Además, los servicios médicos de la localidad y distintas vías de comunicaciones se vieron enormemente afectadas por el efecto del temporal Elsa.
Otro de los puntos conflictivos de la intensa noche se localizó en Nestar, donde sobre las 0,43 horas tres agentes de la Guardia Civil, dos dotación de bomberos de Cervera de Pisuerga y Aguilar y sanitarios de las mismas localidades tuvieron que atender a tres personas de una misma familia que habían quedado atrapadas en las antiguas escuelas por efecto del agua. Por si fuera poco, otras dos personas tuvieron que refugiarse encima de un coche encallado por el agua. Las complicadas labores de rescate duraron hasta las 3,35 horas de la madrugada y concluyó con dos personas afectadas por hipotermia y después de acceder a ellos con una retroexcavadora. 
No fue el único coche que necesitó ayuda porque otros dos turismos fueron atrapados por el agua en la CL-626 entre Aguilar y Cervera de Pisuerga. Además, una familia de San Mamés de Zalima también necesitó ayuda después de que su casa quedara anegada por el agua. El capítulo de rescates concluyó en Canduela cuando una mujer de 47 años tuvo que ser atendida a primera hora de la mañana de ayer después de ser atrapada por una balsa de agua en la N-611.
La sala de operaciones del 112 dio aviso del incidente al Centro Coordinador de Emergencias, a la Guardia Civil y a los Bomberos de la Diputación dado que la mujer no podía salir del vehículo. También se avisó a Emergencias Sanitarias-Sacyl, que envió una ambulancia de soporte vital básico y un equipo médico.Tras localizar el lugar exacto de la emergencia, los Bomberos de Aguilar de Campoo auxiliaron a la mujer, que fue trasladada hasta el centro de salud de dicha localidad.
Villaescusa. Por otro lado, el puente de Villaescusa de las Torres, de 15 habitantes, se derrumbó sobre el río Pisuerga por las intensas lluvias y la crecida del cauce, y dejó el pueblo incomunicado por carretera. El alcalde pedáneo, Teófilo Calderón, explicó a Efe que el puente que se ha derrumbado sobre el río, y por el que «no se puede pasar ni andando», es la entrada natural a este pequeño municipio que vivió el viernes uno de sus peores días.
«Personalmente, no he visto una crecida mayor en mi vida», aseguró Calderón, quien incidió en que en esta zona del norte de Palencia está mucho más acostumbrados a lidiar con la nieve que con el agua.  Y es que el agua se metió en las casas de Villaescusa de las Torres, Villallano y Quintanilla de las Torres, donde está todo inundado y la gente dedicó la mañana a achicar el agua «como podía», según relató el alcalde.
Aguilar y Saldaña. En otro orden de cosas, el desbordamiento del río Carrión a su paso por Saldaña obligó a evacuar el colegio Villa y Tierra, así como el Instituto de Educación Secundaria Condes de Saldaña, colindantes entre sí y emplazados a pocos metros del cauce. Se trató de una medida de precaución debido a la proximidad del río, según explicó el diputado provincial y alcalde de este municipio, Adolfo Palacios. Saldaña es el centro de la comarca Vega-Valdavia y que se encontraba completamente anegada, especialmente entre las poblaciones de Celadilla del Río y Gañinos de la Vega. 
El monasterio de Santa María la Real de Aguilar de Campoo también se vio afectado por el desborde del arroyo que circula por debajo de los muros, como resultado de las intensas lluvias. Además de diferentes estancias del monasterio, las instalaciones del IES Santa María la Real, que comparten edificio, también se vieron anegadas. Las intensas precipitaciones que afectaron desde el jueves a la provincia provocaron incidencias en múltiples localidadeses, como es el caso de los campos de cultivo anegados a la altura de Espinosa de Villagonzalo, por el desborde del río Boedo. Con mayor preocupación se seguía al Pisuerga a su paso por Alar del Rey, donde el monolito que simboliza el nacimiento del Canal de Castilla estaba absorbido por la avenida fluvial.
El río Burejo no dejó tranquilos a los vecinos de Herrera de Pisuerga durante toda la noche, dado que se desbordó y ocasionó problemas e incidencias en diversas viviendas unifamiliares, así como en un restaurante y una gasolinera. 
Por lo demás, Renfe estableció un plan alternativo de transporte por carretera para los pasajeros afectados por el corte de la vía en la línea Santander-Madrid causado por las inundaciones que se habían producido también en Reinosa (Cantabria). En el caso de la Larga Distancia, los pasajeros de los trenes Alvia tuvieron que transbordar en autobús entre Santander y Palencia, desde donde viajaron a Madrid en ferrocarril. Renfe señaló que los operarios de Adif estuvieron trabajando para recuperar las condiciones óptimas de la infraestructura y restablecer lo antes posible la normalidad en las circulaciones ferroviarias. Asimismo, a última hora de la tarde se vio interrumpido el tráfico ferroviario entre Aguilar y Mataporquera por problemas en Cantabria.
Inuncyl 2.  El delegado territorial de la Junta, José Antonio Rubio, declaró el Plan de Inundaciones de Castilla y León (Inuncyl) en su nivel 2, debido a las numerosas incidencias registradas por inundaciones producidas por desbordamientos de los cauces de los ríos Carrión y Pisuerga, y a la previsión de fuertes lluvias. A este respecto, se reunió el Centro de Coordinación Operativa (CECOP), en el que también estuvieron presentes la Diputación, la Subdelegación del Gobierno y diferentes jefes de servicios de la Junta, para informar y coordinar el dispositivo.
En esta línea, la CHD mantenía al cierre de esta edición alertas en 14 tramos (10 rojos y 4 naranjas) de los ríos Besandino, Camesa, Carrión, Lucio, Pisuerga, Ucieza y Valdavia. Entre los datos más signifciatovos, destacaron los 398,53 m3/s que alcanzó el Pisuerga en la localidad de Alar del Rey. A este respecto, UCCL solicitó que ponga en marcha a la mayor brevedad posible de medidas de limpieza y conservación de los cauces de los ríos y arroyos para evitar en futuras ocasiones desbordamientos como los actuales 
¿Cuánto agua se registró? Según los datos aportados por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), cayeron a lo largo del día 27,6litros en Cervera, 20,8 en Villaeles y 17,8en Aguilar, las tres con mayores niveles de la provincia. En lo relativo al viento, Camporreondo de Alba registró 149 km/h, la más alta de Castilla y León, al igual que lo había sido la vecina Velilla del Río Carrión 24 horas antes.   Cervera de Pisuerga, con 117 km/h, fue la tercera.
Para la jornada de hoy, la Aemet mantiene el nivel naranja (importante) por vientos, con rachas máximas de100 km/h en la Cordillera Cantábrica y de 90 km/h en la Meseta. Además, prevé precipitaciones débiles a lo largo del día, que podrán seguir acumulando entre 5 y 15 l/m2. La situación irá a mejor a partir de mañana, jornada en la que se esperan precipitaciones débiles e irregulares durante las 12 primeras horas del día, pudiéndose alcanzar entre 1 y 2 l/m2.
En la capital, los bomberos acudieron a un aviso en la avenida de Manuel Rivera por un local inundado y se giraron varias visitas al camino de San Román, controlando el caudal del río, por un posible desbordamiento. En una de ellas, se retiró un árbol caído. [Más información en las páginas 26 y 36]



Las más vistas

Sucesos

Retrasos en los Alvia a Santander y Gijón

La línea férrea siguió afectada tras el descarrilamiento registrado ayer en la bifurcación del Cerrato, en las cercanías de la fábrica de Renault España en Villamuriel de Cerrato, de un vagón de la línea Madrid-Gijón con 275 pasajeros