'Urbaser' retiró seis toneladas de residuos tras la fiesta de 'ITA'

Elena Villamediana
-
‘Urbaser’ retiró seis toneladas de residuos tras la fiesta de ‘ITA’ - Foto: DP

Triplicar los operarios. La empresa de limpieza había previsto mandar a seis trabajadores y al final tuvieron que actuar veinte

Seis toneladas de residuos recogieron los operarios de Urbaser del Parque Ribera Sur tras la fiesta de ITA celebrada el pasado viernes, según dio ayer a conocer José Miguel Gil, gerente de la empresa concesionaria del servicio de limpieza de Palencia.
La cantidad de basura desperdigada por el parque obligó a la empresa a redoblar esfuerzos y frente a los seis operarios que en un primer momento se destinaron a la limpieza de esta zona, «finalmente tuvieron que acudir 20 con maquinaria de todo tipo para poder limpiar aquello y a la 1 de la tarde del sábado tener retirado el 90 por ciento de la basura allí acumulada», explicó. «Esto ha supuesto que los catorce destinados a otras zonas han tenido que dejar el trabajo que en un principio tenían que hacer para poder acudir al Ribera Sur», añadió.
Gil se mostró muy crítico con el aspecto que presentaba el parque y con la actitud de los jóvenes que participaron en esta fiesta. «Existía un compromiso por parte de los organizadores y colaboradores de limpiar la zona. Ha habido reuniones de coordinación, se les ha dejado material para que dejaran limpia la zona. Se les ha dado 500 bolsas de basura, 250 guantes y rastrillos. Nos dicen que se lo han robado y miran para otro lado», aseguró el gerente de Urbaser. «Estamos cansados y mis chicos igual», afirmó. «Yo no vuelvo a ir porque los organizadores y colaboradores de la fiesta no han cumplido».
El gerente de Urbaser destacó al respecto que la elevada asistencia, que superó con creces la de años anteriores, ha hecho que se les fuera de las manos. «Les viene grande la organización y luego vienen las consecuencias», afirmó y subrayó que «ha hecho un daño horrible a la imagen de la ciudad de Palencia».
Por último, agradece las felicitaciones por parte del Ayuntamiento por la labor realizada en poco tiempo «y creo que el equipo de Gobierno ha sido valiente permitiendo que se celebrara la fiesta y ha actuado como debía, pero se ha confiado en la organización y ha decepcionado». «Nunca había visto nada parecido a la imagen del Ribera Sur el otro día», concluyó Gil.
El concejal Facundo Pelayo también cree que la fiesta «se desmadró un poco porque vino más gente de la que se preveía en un primer momento», aunque se muestra más benévolo con la organización.
«La organización ha hecho lo posible pero con tanta gente es imposible limpiar toda la suciedad que se genera», indicó el edil.
Desde el Ayuntamiento se está recabando información sobre la situación final y los daños porque la organización tenía un seguro que podrá hacer frente a las reparaciones. En el caso de las vallas aclaró que antes de la fiesta ya muchas estaban rotas.
Pelayo afirmó también que es necesario que la organización «se dé cuenta de lo que implica esta fiesta y los esfuerzos necesarios».