El PSOE exige un control de «incumplimientos» en limpieza

Carlos H. Sanz
-

Los socialistas denuncian la ausencia de baldeos, el abandono de parques, zonas ajardinadas y estanques o la falta de mantenimiento de los contenedores

El PSOE exige un control de «incumplimientos» en limpieza

El grupo municipal del PSOE solicitó ayer la convocatoria del Observatorio de Servicios Públicos que se creó el pasado mandato ante el «incumplimiento sistemático» del pliego del contrato de limpieza de la ciudad por parte de Urbaser. 
Su portavoz, Miriam Andrés, reclamó la presencia del comité de empresa y de la dirección «para poner encima de la mesa si con el personal y medios que tienen y por el precio al que se adjudicó el contrato llegan o no [a prestar el servicio]».
Andrés quiere despejar las dudas sobre si existe «un ahorro por parte de la empresa o, simplemente, es que con 6 millones de euros la ciudad no llega a estar en las condiciones que el PSOE cree que debería estar».
No obstante, los socialistas achacan parte de la responsabilidad de ese «incumplimiento sistemático de contrato» al equipo de Gobierno, a quien corresponde «el control y fiscalización» de un servicio que cuesta unos 6 millones de euros al año, y que se concedió en 2008 por una duración de 13 años.
Miriam Andrés enumeró varios de esos incumplimientos, como la limpieza de calles con barrido mecánico y manual como los baldeos, que se deben realizar en el centro todos los días de la semana y en los barrios tres de cada siete días. «No se está haciendo, y las calles presenten un estado de dejadez tremendo», apuntó la edil socialista.
La limpieza de parques y zonas ajardinadas, la de estanques y fuentes, la de los sumideros e imbornales, la de las escaleras, pasos subterráneos y marquesinas o la de solares municipales fueron otros de los incumplimientos que denunció el grupo municipal socialista.
Asimismo, Miriam Andrés hizo referencia a la limpieza de los mercadillos ambulantes, que «aunque los vendedores son responsables primeros de la recogida de bolsas de plásticos y cajas, también es verdad que basta con pasarse por allí por la tarde o al día siguiente para ver cómo se encuentra el recinto ferial o las zonas aledañas al paseo de la Julia».
«El pliego es muy claro, el servicio de limpieza, una vez terminado el mercadillo, tendrá que recoger el sobrante y lo que se halle en el suelo allí donde sea necesario», comentó Andrés. La falta de limpieza de los juegos infantiles, de las hojas caídas o el mantenimiento de los contenedores fueron otras de las carencias detectadas por el PSOE.