Apoyo popular a la castañera contra una «tasa abusiva»

Carlos H. Sanz
-
Apoyo popular a la castañera contra una «tasa abusiva» - Foto: Á“scar Navarro

Casi un millar de personas firma en la plataforma Change.org y otras muchas muestran su apoyo a la empresaria a la que el Ayuntamiento pide 1.626 euros

Casi un millar de personas ha firmado desde el sábado en Change.org para «salvar a la castañera de Palencia», Lourdes Gutiérrez, y pedir al Ayuntamiento que le exima «del pago de la tasa abusiva por su negocio». Casi mil firmas -947 al cierre de esta edición- y otras muchas muestras de apoyo tanto a través de las redes sociales como en persona que han hecho mella en esta empresaria: «Me siento con más fuerza y más ganas de luchar que nunca».
La lucha que mantiene Lourdes Gutiérrez con el Ayuntamiento -y que DP hizo pública el sábado- surge después de comprobar cómo el Consistorio no solo no atendía sus ruegos para hacer más fácil y viable su humilde y pequeño negocio de asar castañas, patatas, perritos y cacahuetes, sino que ahora le exige pagar una cantidad desorbitada -1.626 euros- tras recalcular al alza la tasa de ocupación de vía pública, lo que puede poner en peligro la continuidad de su negocio.
Este empresaria relató a DP las dificultades de su negocio, también víctima de la crisis como muchos otros, y que solicitó ayuda al alcalde, Alfonso Polanco, y a otros concejales para intentar negociar la tasa municipal e, incluso, plantear una especial para estos pequeños negocios, de forma que paguen por puesto y no por superficie.
Tras visitar el Ayuntamiento en ocho ocasiones, solo entre octubre y diciembre, solo recibió buenas palabras, como ella misma relata, pero ni el cambio de normativa que pedía ni ninguna otra ayuda le fue dada. 
Su sorpresa llegó el pasado miércoles, cuando recibió una carta certificada del Ayuntamiento, que le llevó a pensar que por fin habían solucionado y aceptado su solicitud. «Cuál fue mi sorpresa cuando leo que me exigen pagar una tasa por ocupación de vía pública no de 5 metros cuadrados como hasta ahora sino de 12, relató a DP. Una subida desproporcionada a la que, además, se sumaba la diferencia desde que empezó la temporada, unos 1.626 euros en total, según pudo comprobar este periódico.
Cumplir con la ordenanza. Desde el Ayuntamiento, se ha dejado claro que «simplemente que se ha cumplido con lo que establece la ordenanza, comprobando los metros que ocupa y multiplicando por el índice establecido, dando como resultado una cuantía, que es la que se le reclama». 
«Es exactamente lo mismo que se hace con el resto de puestos de las mismas características. No hacerlo así sería, además de un agravio comparativo, un delito, y aunque tenemos sensibilidad solo cumplimos con la legalidad vigente», continúa su respuesta el Consistorio.
El Ayuntamiento explica que «para ser justo hay que modificar las ordenanzas sin perjudicar a nadie». «Ese es un tema que debemos poner sobre la mesa todos los grupos municipales a la hora de negociar las próximas ordenanzas, así como tener en cuenta la opinión de los agentes económicos y sociales», finalizan.